22 septiembre 2014

#bousalgemesí14/ dos chavales por la épica


Salió el cuarto y último de la primera de las dos sin picadores de la Setmana de Bous. 'Hacendado' se llamaba y aunque llevaba el hierro de Vegahermosa, bien podría haber llevado el de Mercadona y estar patrocinado por el mismísimo Juan Roig, que ya se podría estirar. Vaya que sí. Además, con erales así seguro que le iba bien la cosa.
Porque por fin los cadafalers de Algemesí estallaron y se pusieron en pie y se emocionaron con un intenso tercio de quites y un tercio de banderillas en los que pasó de todo. Gaoneras con pata adelante apretadas por el sobresaliente Santiago Sevilla, saliendo del remate apurado; otro con gran variedad y espacio inverosímil hasta que se echó de rodillas para una larga prácticamente entregándose al animal. A ese Hacendado que ya era un novillo con sus cosas y dos puntitas que respetar. Oiga. Beltran se llevó su paliza. Y en banderillas se vio un capote templado y gustoso de Raúl Martí y con los palos Fernando López también dio buen espectáculo, dejándose ver y se desmonteró. En cinco minutos o menos pasó todo eso. Emoción encendida cuando Robert Beltrán tomó la muleta.
Lo mejor, la disposición; que no dejó de embestir jamás hasta cruzar esa línea que solo se atreven a pasar los que quieren ser toreros. De acusadas querencias el eral. Y Beltrán metido en sus terrenos extrayendo muletazos sin volver la cara. Naturales ligados y sujetando la embestida. Luego los circulares y rizar el rizo con las luquecinas. El imposible y más hasta que 'Hacendado' lanzó el hachazo, volteó a Robert Beltran contra las tablas, el pitón le afeitó la barbilla, un escalofrío nos recorrió todo. Al final fue nada para lo mucho que pudo ser. La espada se demoró y solo cortó un trofeo.
La tarde no fue amable jamás. Los dos chavales optaron por la épica y dieron la cara o más. Uno no es pitoniso y no sabe hasta dónde andaran en esto, pero que los dos se fueron con las taleguillas hechas partidas y se jugaron la cornada por el sueño de ser toreros entre las maderas de Algemesí es más que cierto. Y eso ya es suficiente hazaña.
Cristian Pérez acabó en vaqueros para tapar esa taleguilla rota que le dejó con una nalga al aire tras echar el resto con su segundo. Ése si fue el que por temple mejor le dejó mostrar su toreo. Hubo muletazos muy buenos por ambas manos, tirando despacio de la embestida y dejando las telas muy abajo. En una de esas vino volteretón. Una nalga al aire. El público estaba con el torero y su esfuerzo, pero la espada le cerró la puerta grande.
De su primero había una oreja de un novillo de Vegahermosa bruto al embestir que acabó rajado. Otra paliza de llevó Cristian, diría que hasta la buscó. Funcionó la espada y oreja. Por cierto, de su cuadrilla destacó un banderillero grandón con la capa primero y por último con los palos, hasta desmonterarse. Perdón, pero desconozco el nombre.
Las dos oreja perdió Robert Beltrán de ese tal 'Hacendado'. Se conformó con una tras jugarse la vida. Lo suyo fue un arreón de amor propio con ése. Con el primero se topó con los problemas de una embestida sin inercia y que tendió a quedarse muy abajo. Así Beltrán solo destacó en los remates. Se tiró a matar y fue prendido del pitón que le dejó la taleguilla rota y otra paliza.
Se preveía una eralada amable de Jandilla y aquello fue la guerra. Taleguillas rotas y cuerpos descoyuntados. Dos chavales por la épica. Hicieron el paseíllo a ralentí, gustándose, y acabaron yéndose uno en vaqueros --Cristian Pérez-- y el otro por la enfermería para que le viese el varetazo que le había dejado tal 'Hacendado' por debajo de la barbilla. Como para que luego digan de las marcas blancas.
Enhorabuena, chavales. Las cosas como son.
Algemesí, 22 de septiembre de 2014. Tercera de la Setmana de Bous. Cuatro erales de Jandilla (segundo) y Vegahermosa demasiado bien presentados, con un cuarto excesivo. Cristián Pérez, de la Escula Taurina de Albacete (Oreja y vuelta al ruedo) y Robert Beltrán, de la Escuela Taurina de València (palmas y oreja). Más de tres cuartos (unas 3.500 personas).