17 febrero 2014

pese al ninguneo mediático generalizado: un dato




Y esto lo consigue un espectáculo que:

- Goza de poco menos de una hora semanal en la televisión generalista de ámbito nacional.
- Que no suele aparecer en los telediarios.
- Que en los periódicos queda relegado, generalmente, a apariciones muy esporádicas, de carácter semanal en el mejor de los casos y en muy recónditas páginas.
- Cuando no es, directamente, para difamar y atacar a su industria, vertiendo las mismas mentiras una y mil veces repetidas, desde la supuesta sociedad bienpensante.
- Que nos carga de las más peyorativas etiquetas habias y por haber.
- Un espectáculo en manos de una industria incapaz de comunicarse por sí misma hacia el exterior y que hacia su interior lo hace con serias dificultades.
- Pero que pese a todo, sigue convocando a miles de espectadores con solo anunciar un cartel.

Algún día nos enteraremos de todo esto, y desde fuera nos valorarán como nos merecemos. Pero mientras tanto, habrá que decirlo bien alto y bien claro, pese a que sus gestores y principales protagonistas nos avergüencen un día sí y otro también.