26 marzo 2017

la subasta de cadafals de algemesí vuelve a mostrar tendencia al alza: la setmana de bous puede mejorar

La Setmana de Bous 2017 de Algemesí ha empezado a rodar con la tradicional subasta de cadafals, que un año más ha vuelto a mostrar tendencia al alza. Así, para la edición de la más prestigiosa feria de novilladas que se celebrará entre el 23 de septiembre y el 1 de octubre de 2017, el presupuesto para que la Comissió elabore la mejor programación posible será de 412.100 euros.


Son 41.500 euros más que en la pasada edición (370.600 en 2016) los que contará la nueva Comissió, que se elegirá en junta el próximo lunes, 27 de marzo.

De los 29 cadafals con los que cuenta el cuadrilátero de Algemesí, 28 se los han repartido otras tantas peñas y uno ha quedado a disposición de la Comissió. Entre las 28 penyas hay una que se estrena este año. La renovación siempre es fundamental.

Los precios de los cadafals van de los 28.800 a los 1.200. Hay nueve por encima de los 20.000 euros. Con la subasta, el presupuesto y la constitución de la nuevo equipo de trabajo, la Setmana de Bous con sus nueve tardes de toros y sus espectáculos nocturnos ya empezará a programarse.





25 marzo 2017

el toreo según manolo cortés en su asiós


El torero sevillano Manolo Cortés ha fallecido a los 68 años.

talavante, una faena decisiva



La ausencia de Roca Rey fue la ausencia de emoción palpable, pero el llenazo no perdió en apreturas. El cartel clave de la Magdalena acabó con el desenlace de la mejor faena del ciclo castellonero y, por cercanía, también de Fallas. La emoción del toreo. Esa faena decisiva la esculpió Talavante ante el sexto. Delicado, casi que levitando. Abrió al natural. Muy de verdad. El secreto, la velocidad. Largo el toreo sobre la zurda. El giro sobre los talones, parsimonioso. El toreo en la palma. Y con la diestra estalla profundo, que es cuando el toreo se hunde y se reúne todo a la vez. Con la olla a presión y la plaza en pie, Justo Hernández, asomó por encima de las tablas e hizo el gesto: "a matar". Entonces llegó el epílogo, por bernardinas. Y apareció un cambio de mano sideral que puso el mundo del revés. El espadazo sonó inapelable. Talavante había inventado la faena de Magdalena y Fallas. Todo a la vez.

Más toreo tuvo la tarde. Al natural, versión Castella, en una tanda mágica. El milagro del temple, más el inicio genuflexión. O cuando El Juli transformó en imán su muleta y sujetó al manso para luego montarse encima.

Lo que le faltó a la tarde fue toro. Anovillado lote de Garcigrandes. Y blandotes. Inédito El Juli con su  a primero, Castella se inventó a su primero desde el mágico temple y a su segundo consiguió mantenerlo en pie para hilvanar buena faena, pero carente de emoción y olés. Y Talavante vio como su primero se derrumbaba para luego levantar una faena decisiva.

21 marzo 2017

#fallas2017: claves y reflexiones, las cifras y su viralización




1.- Roca Rey es el gran referente del toreo en la actualidad. Un fenómeno a nivel mundial. La industria taurina debería aprovechar ese tirón desde ya. Y no solo para vender entradas.

2.- El público vuelve a las fechas claves de València en Fallas. Hace un par de décadas València llenaba del 15 al 19. Este año el 16 puso casi tres cuartos. 17 y 18 llenaron, y el 19 lo rozó. Hay que afianzar esas fechas y recuperar también el 15 si se logra un plantel de toreros con atractivo para el gran público. Esta recuperación coincide también con las mejores fiestas en mucho timpo. Porque de eso el toro también tiene culpa.

3.- El gran público inmerso en el cotarro festivo sigue siendo y será por los siglos de los siglos el alimento principal de la Plaza de Toros de València ante un abono escaso que no llega a 3.000. Recordemos, 1994, así decía Joaquín Vidal en su crónica del día San José: "Nuevas orejas barruntaba el público valenciano en tarde de jolgorio y de albricias, que venía orejera desde que empezó. ¿Cómo desde que empezó? Desde que se anunció, venía orejera la tarde. En esta plaza, la más triunfalista del mundo, las figuras merecen orejas por el mero hecho de serlo".

4.- Para la novillada de la Virgen el próximo 13 de mayo hay a la venta: 8.704 entrada ahora mismo, según la web oficial. Por lo tanto, el abono (incluidos los abonos especiales) podría estar en casi los 3.000, menos de un tercio de plaza.


5.- Es hora de tomarse en serio el palco de València. Este problema también viene de lejos. Desde tiempos en los que València tenía un halcón y una paloma en el palco. No puede ser que haya tres o cuatro presidentes para la Plaza de Toros de València y que no haya ningún equilibrio en sus decisiones. Esta feria el palco presidencial de València ha tocado fondo con la puerta grande de Perera, la vuelta al ruedo de Malagueño y las escaleras y saldos impresentables que se tragó esta feria.

6.- Sucumbió el toro. De siete corridas solamente dos se presentaron dentro de los parámetros que València debe exigir: Jandilla tirando por lo alto y Garcigrande en equilibrio. En este aspecto la Feria de Fallas fue poco imaginativa y no se invirtió lo suficiente.

7. Solo cabe destacar la novillada de José Vázquez y dos o tres toros: 'Pasmoso' de Garcigrande o 'Majestad' de Jandilla.

8.- Los jóvenes vienen arreando: Román, López Simón, Ginés Marín, Álvaro Lorenzo o Paco Ureña.

9.- El mejor toreo de Fallas 2017 solo lo vieron unas 1.000 personas: lo hizo el novillero Diego Carretero.

10.- Morante de la Puebla como concepto del toreo se echó en falta estas Fallas.

11.- Cada vez hay más gente joven en los toros, gente joven que proviene de L'Horta Nord principalmente.
 

Y 12.- Si se indultó a 'Pasmoso', ¿que hubiera pasado este año si salen los 'Trastero', 'Acogido' o 'Fragata', 'Copito' o 'Cantaor' estas Fallas?
 


CIFRAS EN LA PLAZA DE TOROS DE VALÈNCIA
-  93.000 espectadores

- Dos llenos, un casi lleno, un más de tres cuartos, un tres cuartos, un más de dos tercios y cuatro medias plazas.


LA VIRALIZACIÓN DESDE AQUÍ
- 375.000 impresiones/personas alcanzadas

- 45.000 páginas vistas en este blog

- Más de 25.000 visualizaciones en dos vídeos: el quite de Roca Rey y el quiebro de 'El Poca'






estos fueron mis votos a lo mejor de la feria de fallas 2017

La Diputació de València tomó la decisión de renovar ciertas formas de hacer, bastante aquilosadas, en lo que respecta a Asuntos Taurinos. Una de ellas fue renovar y ampliar el jurado que reconoce lo mejor de lo que sucede en la plaza de toros de València y que hasta entonces estaba tomado por cuatro gatos y dominado por una sola voz.


Por este motivo, desde el año pasado tengo el gusto de ser jurado. Mis votos para la Feria de Fallas 2017 fueron los siguientes:

- Mejor faena de matador de toros: Román

- Mejor toro: Pasmoso-111, de Domingo Hernández

- Mejor ganadería: José Vázquez

- Mejor faena de novillero: Diego Carretero

- Mejor subalterno: Óscar Castellanos


19 marzo 2017

toros #fallas2017/ eufórico colofón con el indulto de 'pasmoso' por lópez simón



Hace 25 años Manolo Montoliu se desmonteró por última vez en la plaza de toros de València por un tercio de banderillas antológico. Aquel día de Sant Josep del 92 estaban anunciados Manzanares, El Soro y Ponce con una corrida de Sepúlveda, que les aseguró no estaba mucho mejor presentada que la de hoy de Domingo Hernández y Garcigrande. Ésta, tal vez, ha sido la más pareja de toda la feria por dentro y por fuera. 25 años después València ha vivido sus mejores Fallas en bastante tiempo. Eso dicen los hosteleros y demás gentes que tienen negocios de puertas abiertas. Éstas, que han sido las octavas que programa Simón Casas Production, para la Plaza de toros de València también han sido las mejores en cuanto afluencia de público. Las fechas clave que van del 15 al 19 se han recuperado casi al completo. Buena señal. Otra es el rumbo, la seriedad y el triunfalismo tan fallero con el que se remató todo, con el eufórico indulto del toro sexto: 'Pasmoso-111' de Domingo Hernández, de maravillosas y agradables hechuras, colorado y ojo de perdiz, nacido en diciembre de 2012, de 532 kilos y que lidió Alberto López Simón.

¿De indulto? Pues no. ¿Ha sido el último toro de las Fallas el mejor de todo el ciclo? Sí.  Embistió, tuvo transmisión y López Simón lo lució. Derribó al piquero con estrépito, en banderillas acudió con franqueza y se desmonteró Vicente Osuna.

El inicio de faena fue eléctrico. El cambiado en el centro del platillo fue de infarto con el toro galopando. Ahí la gente se metió hasta las trancas en la faena y empujó. López Simón lo dejó venir muy de largo y ligó siempre. Faltó profundidad, pero la quietud frente a la movilidad animal y el temple hacían rugir a los tendidos. El factor sorpresa de los cambiados volvió a ser un arma a favor de López Simón. Al natural logró lo mejor. La muleta le voló perfecta y con los flecos condujo muy asentado y arriñonado hasta el infinito. Estaba a punto de desatarse la euforia por el indulto. Antes llegó el arrimón, ya en el tercio, de frente y por detrás. López Simón era, es, de nuevo el torero de tremendo gancho. Fue una locura cuando se fue a por la espada. Mientras Amado Martínez aguantaba el chaparrón, Simón cuajó el mejor ramillete de muletazos, por embraguetados, ajustados y emotivos, y que se remataron con un de pecho magnífico.

Asomó el pañuelo naranja ante el clamor y la locura. El indulto y la felicidad.

Pero no, no era de indulto. Como no era de vuelta al ruedo el toro quinto para el que Amado Martínez, que ya debería haber presentado su dimisión, no tuvo reparo en asomar el pañuelo azul. El prestigio y seriedad de la plaza de toros de València no puede estar en sus manos. Un presidente no puede inventarse una puerta grande como la de Perera y concederle una vuelta al ruedo a una babosa como fue ese toro quinto de Garcigrande, 'Campeador'.

Otra cosa es el clamor popular, el criterio de la gente que viene a los toros en Valencia, su cultura taurina o sus ganas de fiesta. Eso es otro mundo, de criterio variable, que igual vota a Podemos que al Partido Popular, que come carne o pescado, pero el palco de una plaza de toros no puede ser tan volátil.

En una tarde como la que nos ocupa, una corrida como la de Garcigrande y Domingo Hernández ha sido para cortar un porrón de orejas. Manejable y embestidora, noble en líneas generales, alguno con sus teclas.

El Juli fue el otro protagonista de la tarde. A orejas ganó la mano. Tres al esportón. La primera fácil en exceso. A un tal 'Tapabocas', de Garcigrande, al que se antojaba que le faltaba veneno en las puntas. Toro de lidia tibia. De último tercio sino llega a ser por las chicuelinas de Talavante. A la segunda serie suman temple y ritmo. Conecta El Juli. La cuarta tanda es para la mano zurda. Hay menos celo y menos estímulo. De esperar, se lo piensa por ahí. Desarma. Desiste y vuelve a la diestra. Conecta arriba con dos norias y se va a por la espada como con prisa. Estocada caída. Oreja de talanqueras.


'Malagueño' se llama el cuarto, un castaño con son y muy corretón. De un par de picotazos sale como atrancado de atrás. Parace que no, pero en manos de Juli se da el milagro. El inicio no deja ver futuro. Le cuesta por el derecho. Probaturas. Al natural le sopla tres naturales por el sótano. Demasido profundos. La intención es buena en el tal Malagueño. Pero le cuesta un mundo. Gazapón. Sigue cual perrito faldero a El Juli en sus paseos por el ruedo buscando el acuerdo de terrenos. De los medios al sol, y de ahí al tercio de sombra frente al tres. Ahí es donde se monta encima Julián López. Por el izquierdo, la cadencia. El pulso exacto. Imperial El Juli en ese espacio. Ni una mala mirada. Ni el más mínimo renuncio. Babosa para gozar de los circulares, los cambiados y dejarse lamer el bordado de la taleguilla. Esa fue la faena que se abrochó de espadazo desprendido. Las dos orejas las pidió el público.

Alejandro Talavante sorprendió con un inicio tremendo a su primero. Enganchado muy de lejos por la mano zurda y recogido en seis o siete doblones magníficos, templados y despaciosos. Se llamaba 'Salvaje', pero era muy políticamente correcto. A partir de ese inicio Talavante lo hizo todo a la velocidad del rayo. Y ahogando la embestida, muy encima. Enganchones se sucedieron y la espada se atascó.

Quiso torear más despacio Talavante al quinto. Y lo hizo. Muy pronto, sobre la mano izquierda y el toro respondió lanzando un pitonazo criminal al muslo del que se libró el extremeño por los pelos. Soltó mucho la cara. Con la derecha igual. La muleta marca un ritmo y el toro quiere otro. Suelta la cara 'Campeador'. No transmite  lo que lleva dentro. En la distancia corta fluye menos. Talavante suelta trastos como en el final de su primera faena y en ninguna de las dos acabó de imponerse.

El tercero también tuvo opciones. Un castaño muy justo de fuerzas. Cuando tocaban a muerte, una pelea a cara de perro en el tendido alto se llevó toda la atención. Hecha la paz, López Simón arrancaba de rodillas. Otra vez la capacidad de conexión que ponía la olla a la presión deseada. La falta de fuerzas y el pespunteo final, restan. Quiere torear despacio Simón. Un cambiado por la espalda se convierte en redondo y recupera la presión. Luego todo se embarulló.

Qué cosas. Las mejores Fallas en años terminaron con el indulto de un toro. Reflexionemos y seamos felices. Hasta la próxima.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de València, 19 de marzo de 2017. Undécima y última de la Feria de Fallas. Toros de Garcigran y Domingo Hernández. El sexto 'Pasmoso' 111 de D. Hernández indultado. Corrida pareja de presentación y noble. El Juli (estocada caída: oreja; estocada desprendida, aviso y descabello: dos orejas), Alejandro Talavante (pinchazo, estocada corta y descabello: ovación; pinchazo sin soltar, tres más y descabello tras aviso: silencio) y López Simón (dos pinchazos y estocada corta, aviso y cuatro descabello: silencio; simula la suerte en los medios, indulto: dos orejas). Más de tres cuartos de aforo (unas 9.000 personas).



toros #fallas2017/ premios diputación de València a lo mejor de la feria de fallas



Mejor subalterno: RAÚL MARTÍ

Mejor faena de novillero: DIEGO CARRETERO

Mejor ganadería: DOMINGO HERNÁNDEZ Y GARCIGRANDE

Mejor toro: PASMOSO DE DOMINGO HERNÁNDEZ

Mejor faena  de matador: LÓPEZ SIMÓN

18 marzo 2017

toros #fallas2017/ la frescura de gines marín y la celebración de un monterazo para paliar el enésimo pitorreo


El olé más grande y rotundo de la tarde, el que más gargantas empleó para resonar en el coso de calle Xàtiva, fue para un monterazo que cayó, según marca el buen fario, boca abajo. Ocurrió en el brindis de Enrique Ponce al público en el cuarto acto de una tarde eterna y descafeinada en la que se perpretró la enésima juampedrada y de la que salió victoriosa por la puerta grande la frescura clásica de Ginés Marín.

Bendito sea el público valenciano, que llenó la plaza un día más y no montó en cólera ante semejante pitorreo y celebró cuanto pudo. Bendito sea. Porque le colarón una corrida gorda, inválida y desrazada que empezó con un rosario de sobreros en los dos primeros turnos. Bendito sea, porque sucumbió ante la novedad y se entregó a ella, hasta los mismísimos de las historias de toros tristes y faenas que rozán el absurdo.

Ginés Marín, que se ganó su presencia fallera cortando un rabo en el histórico Festival por Adrián, refrescó la tarde cuando apuntaba a escándalo público con los dos primeros toros devueltos a corrales y sustituídos por soluciones todavía peores. El jerezano y extremeño Marín se hizo presente con su capotillo agarrado muy en cortó para abrirse por verónicas y rematar con una ajustada revolera inversa, con los pitones soplándole las zapatillas. Ese sería el segundo olé más redondo de la tarde.

'Ojeador' se llamó el tercero. Tan mal andaba la cosa que ni se picó. Muy lavado. Largo y recto. De trapío anovillado. Cierta hondura.

El comienzo es con un cartucho cambiado por la espalda. Pronto y en la mano al natural. En redondo le viene con el freno de mano el toro. La gente, bendita, empuja. Cuatro y de pecho se administran. Sigue una serie reunida en el centro del platillo. Mejor el toro, capaz el torero. Inteligente y fresco. El de las flores, los tiempos muertos llenando la plaza. La zurda de nuevo y mejor. Se impone en el último tramo. Muy a los vuelos, largo el trazo. Remata en un doblón por abajo. Otro inicio a pies juntos, y la pata adelante. Faena maciza. Cierra al toro con doblones y un cambio de mano para el de pecho deja al toro listo para cobrar un espadazo. Caía la oreja. La tarde quería quedarse con lo bueno.

Por cierto, el patinazo del palco el otro día regalándole la puerta grande a Perera sigue dejando su rastro. Ahora manda la contención y hoy, con labores más comunicativas y solidas, se han amarrado los segundos trofeos por la autoridad. Señal de que se enteraron que pusieron el nivel de València en ridículo.


Cayetano las pasó canutas con un sobrero de Vegahermosa con tufo a aftershave. Al titular de JP lo recibió a porta gayola y para nada sirvió. Con el sobrero se vio desbordado por el genio incómodo y protestón del bicho.

En cambio, la nobleza del Juan Pedro más aparente y presentable de cara, el castaño 'Mensajero', la cuajó Cayetano en faena sincera y voluntariosa, muy coreada por la hinchada. Inicio riverista de rodillas y sitio y lucimiento al buen tranco del animal, que siempre se fue más allà de los vuelos. El mérito fue ligar la faena en los medios, y nutrida sobre ambas manos con buen y arrebatado dibujo. Sonó 'La Concha Flamenca' y la tremenda ovación a la banda tengo mis dudas de cómo ha sentado a Cayetano, que apuró algún que otro circular más desplante para agarrar una estocada rinconera fulminante. La oreja, meritoria, y todos felices.

Ginés Marín se inventó la faena ante el último zambombo. 'Noctámbulo' de 607 kilazos. Duró un suspiro, pero del que Marín aprovechó hasta el último aliento.

Ponce se estrelló sin remisión. El sobrero de 646 kilos estaba cogido con alfileres. Escribió con la muleta despacito y con buena letra. Sin molestar y ajustado. Para nada, y menos que nada con el cuarto. Parado y ahogado, Ponce pasaba por Fallas como si no hubiera ni venido. Ahora, su montera se llevó un pedazo de olé.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de València, 18 de marzo de 2017. Novena de la Feria de Fallas. Cuatro toros de Juan Pedro Domecq, el primero lidiado como sobrero, uno de Vegahermosa (segundo bis) y otro de Parladé, el sexto. Desigual presentación, muy pesada y descastada. Enrique Ponce (pinchazo hondo y Descabello: ovación; estocada casi entera: silencio), Cayetano (estocada trasera y tendida, dos descabellos, se echa: silencio; estocada rinconera:) y Ginés Marín (estocada, aviso cuando el toro se echa: oreja; estocada: oreja). Lleno aparente (unas 10.000 personas).

toros #fallas2017/ 'el poca' de la vall d'uixó gana el concurso de recortes de valència



El Concurso de Recortes de la Feria de Fallas 2017 volvió a llenar los tendidos de la plaza de toros de València hasta la bandera. La final con el sexto toro, un serio castaño de Vegahermosa, llevó los recortes, quiebros y saltos al límite. José Manuel González 'El Poca' ha sido declarado vencedor  tras rematar con tres quiebros aguantados hasta el último instante.

1º José Manuel González 'El Poca', de La Vall d'Uixó
2º Cristian Blanco, de La Vall d'Uixó
3º Pakito Murillo, de Humanes
4º Jonathan Estebánez 'El Peta', de Arganda del Rey
5º Antonio Ojeda, de Aldaia


La polémica se cebó con la final. Al dejar el jurado en la tercera plaza a Pakito Murillo, la gente protesto con gritos de "fuera, fuera". Murillo puso la plaza en pie en dos ocasiones. En los medios saltando con las piernas atadas, sin impulso, y haciendo u tirabuzón sobre el toro con enorme ajuste y con tercer saltó en el que brinco el de Humanes con una rueda en la misma cara de toro de Vegahermosa.



Crónica por Javier Arán.

Gran final que nos han hecho vivir estos cinco torerazos a cuerpo limpio. 12.000 personas vibraron y disfrutaron con la brava condición del toro de Jandilla, castaño de capa, muy serio, de nombre 'Ingenioso-6' con guarismo del 3. Boyante, con movilidad y buen tranco, nobleza, fondo y duración. Sensacional Jose Manuel Gonzalez 'El Poca' de la Vall d'Uixo, tres quiebros que quitaron al hipo al respetable, máximo ajuste y despaciosidad. Antonio Ojeda de Aldaia a buen nivel con tres recortes, el ultimo de ellos de poder a poder. Jonathan Estébanez 'El Peta' de Arganda del Rey, gran recorte a la media vuelta, y otros dos recortes de dentro a fuera. Francisco Murillo 'Pakito' de Humanes, voló, puso en pie a la plaza, tres buenos saltos, uno de ellos a pies juntos y otro con voltereta previa. Cerraba la final Cristian Blanco de la Vall d'Uixó con tres quiebrazos, aguantando hasta el último instante, el ultimo extraordinario.






Llenazo hasta la bandera en el coso de la calle Xátiva en el XXII Concurso Nacional de Recortadores, una de las citas más importantes del festejo popular. Veinte de los mejores toreros a cuerpo del panorama nacional frente a seis toros de la prestigiosa divisa de Jandilla.


Primer Grupo. 'Elitista-19' guarismo 3, de Jandilla. Melocoton de capa, de buena condición, noble, con alegría y prontitud. De infarto este primer grupo. Juan Nieto con tres reversazos. Cuatio con dos recortes a un gran nivel, se la jugó también. Use, dos saltos y un recorte. Temple y ajuste de Poca en tres quiebros de nota.

Segundo grupo. 'Gaditano-24' guarismo del 3 con el hierro de Vegahermosa. Buen toro también este segundo, con movilidad y prontitud. Ojeda, que brindó una suerte a Simón Gomez, realizó tres notables recortes. Mititi se la jugó recortando hacia terrenos de la querencia.a Javi Edo ajustadisimo quiebro de rodillas y dos recortes también a gran nivel, cerraba grupo Cristian Moras, tres recortes, con mucho estilo.

Tercer Grupo. Bravo y exigente 'Vinaza-67' guarismo del 2 con el hierro de Jandilla, negro de capa. Bien Carlos Garcia con tres recortes. Ruben Monzón, clasicismo con tres recortes. Jonatan Estébanez, tres buenos recortes, en su línea, Glandu muy bien con tres vibrantes saltos, uno de ellos escondiendo los brazos bajo la camiseta.

Cuarto grupo. Deslucido el serio cuarto toro, sin fijeza, con la cara alta. 'Malospasos-216', de Jandilla. Alberto Cózar poco pudo hacer, quiebro y recorte para salir del paso. Paquito Murillo y Rober, al salto. Dani Plata, al recorte.



Quinto Grupo. 'Miliciano-11' guarismo del 3 y hierro de Jandilla. Buen toro, con prontitud y alegría. Altísimo nivel el de este grupo. Simón Gomez, que se despide de Valencia, dos recortazos a la media vuelta y un tercer recorte. José Manuel Zorrillo realiza tres recortes, siendo cogido sin consecuencias. Dani Alonso, dejándoselo llegar, muestra poderío en tres grandísimos recortes. Cristián Blanco dejó también el listón muy alto con tres ajustados quiebros, aguantando la embestida hasta el último instante.

Pasaron a la final Jose Manuel González 'Poca', de La Vall; Antonio Ojeda, de Aldaia; Jonathan Estébanez 'Peta', de Arganda; Rober Alegre, de Puçol, que le cede el puesto a Pakito Murillo, de Humanes, y Cristian Blanco, de La Vall.

DESPEDIDA DE SIMÓN GÓMEZ DE VALÈNCIA

17 marzo 2017

toros #fallas2017/ la hora de roca rey


He visto cosas que no creeriáis. He visto resucitar a El Soro, una época entera en la cumbre a Enrique Ponce, crecer al niño prodigio El Juli, hacer el silencio a José Tomás, soñar el toreo a Morante o mandar a Espartaco... Todos esos momentos se guardarán en la memoria. Pero sino lo hubiéramos visto, tampoco nadie lo creería: Es la hora de Roca Rey.

La era Roca Rey empezó en València hace justo un año. Por ahí titulamos entonces. Fue como un estallido. Un año después en 48 horas apenas quedaban ya entradas para su corrida en Fallas. Lleno de no hay billetes y el runrún de las tardes grandes. El toreo reivindicándose como pieza fundamental en el engranaje fallero con casi 12.000 personas en la reunión ancestral con el toro y un peruano de Lima en el centro del huracán de esta tormenta casi perfecta.

Casi, porque la corrida de Cuvillo se quedó corta, por los suelos, para tanta efusividad. Por la falta de toro el espectáculo brutal quedó reducido al misterio de la demostración de toreo y valor de Andrés. Roca y Rey.

Un quite histórico fue el cenit de la tarde. Al sexto, un cuvillo colorado serio y acapachado de nombre 'Novelero', al que ya cuajó por verónicas de inicio y galleó por tapatías.

En el entreacto que va de varas a banderillas paró los relojes. Citó impávido en los medios. Roca Rey de frente por detrás, por saltilleras. La emoción del no movimiento. Al remate con una larga siguió el desiderátum de tres naturales inmensos con el capote y uno de pecho. La plaza, en pie. Ni las naves en llamas más allá de Orión, nada como esos tres naturales con el capote de La Roca en València en Fallas.

Los cambiados de inicio y una arrucina toreada. El pulso impávido ante la embestida rebrincada. El valor atado a la arena. Corazón y temple donde el piso arde. El pecho lleno de torería. El valor y el silencio expectante. Un mundo pasar y tirar de él y más metido entre los pitones, imposible. Una oreja tras pinchazo y estocada. La puerta grande se tenía que abrir sí o sí.

La tarde estaba para él. Era suya. Las faenas de El Fandi y Manzanares en su primeros turnos se hicieron demasiado largas para el personal. Les pitaron incluso. Es otra lectura más que viene a confirmar lo sucedido.

Cuando Roca Rey apareció en escena el silencio se hizo. Aunque 'Asustadizo', el tercero de 520 kilos, hiciera como si la cosa no fuese con él. Muy escaso el celo. Como nada ocurría, la solución de Roca para conectar arriba llegó por chicuelinas.

El caballo de picar fue un trámite, como en toda la tarde. El quite por navarras fandiñistas las replicó Roca Rey por caleserinas, tafalleras y gaoneras sin mover un pie. Riqueza capotera en el peruano. Otro dato.

Está faena empezó por ayudados. El toro a menos. El imán muletero, la inteligencia de cambiar terrenos para que la fuente no se secara antes de tiempo y el arrimón definitivo como si llevara media vida ahí. Espadazo.

El Fandi cumplió su papel en la tarde. Abría los frentes, calentaba al personal e incluso un poco más le tocó hacer. Largas cambiadas, zapopinas y hasta ocho pares de banderillas colocó. Cuando 'Luminoso', el cuarto de la tarde, enseñó su mucha clase, a Fandila no le quedó otra que emplearse a fondo. Fue obligado conjugar algún muletazo y hasta alguna tanda apetecible para los sentidos que paladean el toreo. Por ambos pitones, pero sobre todo por la mano zurda, tuvo especial son el Cuvillo 'Luminoso'. Su enclasada nobleza duró una eternidad y tras los circulares y desplantes de rigor aún sonó un aviso antes de entrar a matar. La estocada y la oreja.

El trasteo del primero el público lo soportó menos. Innecesariamente largo, hubo pitos porque el personal venía, fundamentalmente, a otra cosa. Y parecido con ocurrió con el endeble 'Manzanillo' para Manzanares. No estaba el personal para medias tintas.

La devolución del quinto a corrales a Manzanares no le sentó demasiado bien. El sobrero 'Barbazul' de Victoriano del Río era feo por donde lo mirases. Montado, larguirucho y silleto. El de Alicante le aguanta el tirón pegajoso y rebrincado en los medios en la primera tanda en redondo. Lo soba en la segunda y le vuelve a apretar en la tercera, serie que también sale caliente. Al natural se atranca y se le queda debajo al segundo intento y aborta misión.  La faena se le difumina al alicantino. Incómoda la tarde de Manzanares en València.

Menos mal que el toreo no se va como lágrimas en la lluvia. Es la hora de Roca Rey.


FICHA DEL FESTEJO 

Plaza de toros de València, 17 de marzo de 2017. Octava de la Feria de Fallas. Toros de Núñez del Cuvillo y uno de Victoriano del Río (5º bis) lidiado como sobrero. Correctos de presentación los Cuvillos, pero muy bajos de poder y raza, solo el cuarto tuvo más fondo. El Fandi (estocada trasera: silencio; estocada: oreja) José María Manzanares (pinchazo muy en largo y estocada: silencio; pinchazo sin soltar y estocada caída: ) y Roca Rey (estocada: oreja; pinchazo y estocada desprendida tras aviso: oreja). Lleno de no hay billetes.

toros #fallas2017/ román... a tope de fader

En el inicio de faena a su primer toro Román marcó la diferencia. Le dio tres doblones y entonces decidió subir el fader a tope, que es lo que hacen los músicos de rock cuando quieren sonar más, más fuerte y mejor. Pues Román lo hizo, pero frente a un toro. El rock, el toreo, el toro y su vida al servicio del toreo...

En la crónica parecimos intuir y lo contamos así:

"Román lo empieza con tres doblones. Al tercero echa las rodillas y sube el fader a tope. Se hunde de riñones y liga dos redondos. Riza el rizo para ligar el de pecho o la trincherilla y 'Amante' le da un zarpazo que lo sube a la primera naya. Sin consecuencias.
 Pero a mil por mil. En los medios le propone la muleta plachada. Y lo sujeta por abajo. La emoción hace crujir los tendidos. Muy largo y necesariamente mandón en redondo. Cada muletazo es como un calambrazo. Y la muleta plana. Con la izquierda intercala dos tandas. En la primera lo acaba por templar y sentir..."

Ni de pecho ni trinchera, lo que quiso hacer es ¡¡un cambio de mano!!!

Salvo la foto del paseíllo, toda la galería es del fotógrafo Carlos Gómez-Litugo









16 marzo 2017

toros #fallas2017/ román impone su sello y el palco inventa una puerta grande para perera


El palco presidencial de la Plaza de Toros de València premió de forma exagerada una faena de marca blanca made in Perera, cuando el suceso de la tarde séptima de Fallas (por cierto, magnífica entrada) fue Román con el toro 'Amante' en una obra cargada de auténticos calambrazos de emoción, expresión, toreo y sinceridad. 

De Román y 'Amante' al garrafal error del presidente Amado Martínez al abrirle la puerta grande a Miguel Ángel Perera. No se recordaba una puerta grande tan protestada en València. Sucedió en el quinto. Un Victoriano del Río que no pasó de manejable e inexpresivo de nombre 'Dulce', pero bajo en calorías. La expresión anovillada. Muy lavado el burraquito. 550 kilos sin trapío ni remate. Curro Javier banderilleó vistoso y saludó la ovación. 

La faena fue eterna. De insaboras líneas rectas. No hubo redondez hasta el último tramo, cuando se acumularon circulares, ochos y tirabuzones. Rotunda la estocada, sí... y una justa oreja pedida por la mayoría. La segunda simplemente le apeteció concederla al presidente para rebajar un tanto más la exigencia en el coso de la calle Xàtiva.

Si el segundo se despanzurró el sospechoso pitón en el peto y sangró por ahí o si la corrida de Victoriano de Río, otra más, se compuso de retales, cuatro de ellos cinqueños y el trapío hubo que buscarlo con esfuerzo, eso no sonroja a la autoridad.

Hasta que el palcó viró el rumbo, la tarde traía el sello de Román. Sus gatos en la barriga rugían. No perdonó un quite. Se apoderó en los medios del segundo por tafalleras y gaoneras. 

Salió el tercero: Amante. Montado. Enseguida dice que no. Se frena y se distrae. En la primera vara le meten un buen trancazo. Y en banderillas El Sirio se mete entre los mismos pitones.

Román lo empieza con tres doblones. Al tercero echa las rodillas y sube el fader a tope. Se hunde de riñones y liga dos redondos. Riza el rizo para ligar el de pecho o la trincherilla y 'Amante' le da un zarpazo que lo sube a la primera naya. Sin consecuencias.

 Pero a mil por mil. En los medios le propone la muleta plachada. Y lo sujeta por abajo. La emoción hace crujir los tendidos. Muy largo y necesariamente mandón en redondo. Cada muletazo es como un calambrazo. Y la muleta plana. Con la izquierda intercala dos tandas. En la primera lo acaba por templar y sentir y en la segunda le canta la gallina y el 'Amante' le dice ya no te quiero. Pero Román estaba enamorado. Cinco  tandas, y un arrimón de infarto. Los cambiados, el circular meritorio por imposible, otro, y en la arrucina se vuelve a librar. La estocada tuvo el defecto del derrame. Pero estaba arriba. Orejón indiscutible para un Román, amo y señor de la tarde que demostró sello propio.

Fue el momento más intenso de la tarde, también de la feria: ese cruce de miradas entre Román y su 'Amante'.

El resto quedó espeso y anodino. Y los muletazos para el palco cotizaron al peso. 

Sebastián Castella con 'Aturdido' se encontró con su genio defensivo. Toro serio, hondo y grandón que pasa  el trámite del caballo. El inicio por doblones lo afligen. Labor sorda, de tragar, pero también muy larga. Y con 'Vampirito', el cuarto, el trasteo de Castella resulta desordenado y nada fluido. Como si estuvieran llevándose siempre la contraria el uno al otro. 

Perera se cruza con un Jilguero, montado y culo pollo, que marcó querencia de chiqueros enseguida y no tuvo más historia. Y el 'Jungla' que hizo sexto era más bien un desierto en el que no pudo adentrarse Román. Más allá del buen tercio banderillas --se desmonteraron Raúl Martí y El Sirio-- no dio para más y Román se quedó con toda el hambre en la boca después de haber puesto la tarde a mil. El palcó, en cambio, la tarde la cabreó.


16 de marzo de 2017, Plaza de toros de València. Toros de Victoriano del Río, cuatro cinqueños; corrida desigual, mansa y desrazada. Sebastián Castella (pinchazo y estocada corta tras aviso: silencio; estocada trasera y desprendida, aviso: leves palmas) Miguel Ángel Perera (estocada, tres descabellos, aviso y se echa: silencio; aviso antes de entrar a matar y estocada trasera: dos orejas). Román (estocada: oreja; pinchazo hondo y descabello: palmas de despedida). Dos tercios (unas 7.500 personas).

"la humanización de las mascotas"

Hoy en El País, con motivo de la inauguración de Iberzoo y Propet en Ifema. El titular dice: "El sector de las mascotas factura en España más de 1.000 millones" y del secto se extrae la siguiente conclusión:

Hoy animal es = a animal doméstico = a mascota = humanización de las mascotas

"Lo que estamos viendo es el crecimiento del fenómeno de la humanización de las mascotas; todo lo que queremos para los humanos lo estamos viendo en los animales domésticos. Por ejemplo, hace 10 años, los perros comían pienso y ya está. Pero los perros vienen del lobo y son naturalmente carnívoros, así que hay una tendencia en el sector de la alimentación en reducir el uso de cereales (que son antinaturales en su dieta) y fomentar un mayor consumo de carne".

Esta humanización, según Ferrer, no se limita a la dieta. "La cosmética para animales era algo prácticamente inexistente antes de la crisis: como mucho un champú para perros, por higiene", recuerda. "Ahora han crecido otros productos como colorantes. Al final está creciendo el negocio de cosas algo chocantes, como la ropa para animales. En España no es muy importante porque hace mucho calor, pero es un mercado que está creciendo".

días de fallas, toros y radio


Son días de Fallas, toros y radio. Desde el pasado 10 marzo, cada día, comentamos la actualidad de la Feria de Fallas en Radio 4G Valencia. Esta semana, por ejemplo, hemos contado con Miguel Senent 'Miguelito' o el novillero Andy Younnes, primero de todos en abrir la puerta grande.

Pero además, como cada semana, el miércoles no ha fallado a su cita el programa Cultura de Bou. Ayer la Tauromaquia se volvió a expresar en toda su diversidad y amplitud. De Perú a Navarra. Abrimos con un corta pero intensa entrevista a Andrés Roca Rey, en la que sus palabras sobrecogen. "Es muy fuerte lo que dices", le llegamos a decir.

Y rematamos con una charla más que interesante con el ganadero Víctor Arriazu, de la ganadería de casta navarra 'Arriazu'. Hierro puntero en los festejos populares y que en Fallas y Magdalena también lidiará.



En el programa especial de Fallas de Radio 4G Valencia, que se celebra cada día de 13:30 a 14:30 con motivo de la mascletà, también participamos con información taurina.

Aquí con Miguelito.



Y con Andy Younes