19 marzo 2014

#fallas14/ así embistió 'cantaor', un toro encastado

Así embistió 'Cantaor'...



Duque lo brindó a la abuela y le plantó la muleta desde los medios este 'Cantaor'. Recrecido en su casta y poder, el Victoriano se vino a galope, espectacular, como un tejón, fuerte con la intención de merendarse la muleta de Duque. Presto en el temple, que no el mando, el nuevo matador de Requena aguantó esos 20 viajes de raza y furia, de gran impacto emotivo en el público. Por la zurda ya fue otra cosa. Por ahí es cuando Duque empezó a mandar. Abriéndose más el toro, bajó la velocidad y a partir de ahí es cuando la moneda se decantó del lado de un Duque que ya logró reunirse y mandar sobre la embestida. Todo parecía un sueño. La vida y las cornadas, la bruvura y de repente, la tarde para la historia.