25 noviembre 2014

faltan cinco días


Faltan exactamente cinco días para que sea el mediodía del domingo 30 de noviembre de 2014 en Foios. Cinco días para que Rafael de Foios tome la alternativa y dé ese paso hacia adelante tan difícil, soñado, arriesgado y deseado. No, no es posible hacernos una idea de cómo debe ser esa batalla interna en la que el toreo al final se impone y va en búsqueda del toro. Como tantas veces, pero ahora ya, por fin, vestido de torero.

Seriedad, responsabilidad y respeto sostienen la decisión. También la máxima aquella con la que le titularon una entrevista al de Galapagar: Vivir sin torear no es vivir. Novillero de impacto al final de los 90. Reaparición esporádica malgastada ante una novillada imposible y años ganándose la vida como técnico instalador de aires acondicionados, pero con la sombra del toro siempre ahí. Muletazos de salón en habitaciones desamparadas. El trago de aguantar la salida del toro del cajón y quebrarlo, templarlo y salir de la suerte con torería en la plaza mayor de su Foios, sujetarlo del rabo mientras lo embolaba un buen amigo o unos muletazos a una becerra solo para los suyos y para sí mismo.

Nada de eso era suficiente.

http://2.bp.blogspot.com/_SbIYd_CbKEU/SG18X3wjbEI/AAAAAAAAB-E/KvxwArtzBzM/s400/bous%2Bal%2Bcarrer%2Ben%2Bfoios%2B05.jpg

Hacia falta más y que por fin gritase esa pasión silenciosa de quien es parco en palabras, pero que todos entendíamos y veíamos de cerca. Porque con Rafa quienes lo conocen siempre tuvieron presente que estábamos ante un ser especial, un torero, y que eso dormía en su interior y así lo respetábamos. Como una pequeña parte de culpa la tenemos todos, que esto esté sucediendo, que la torería Rafa Rausell levante por fin la voz, nos alegra a todos.

Dos años de intensa preparación. Don Álvaro Domecq le abrió las puertas de la casa y el campo en Los Alburejos. Y ya faltan exactamente cinco días para que Rafael de Foios alcance la alternativa en su pueblo y en el marco de un cartel que es prácticamente un milagro. Debe ser un día feliz para el toreo y el principio de mucho más.