23 marzo 2015

#fallas2015, el balance de la feria en 9 puntos

C'est fini la Feria de Fallas. El balance, en general, no ha sido para sacar pecho. Poco toro y escasos triunfos: Soro, Morante y las puertas grandes de Castella y El Juli, más la confirmación de Varea, se antojan poco. Aunque también es mucho si la mirada es más particular y no tan general.  

La plaza de toros de València iniciaba etapa y en pos de no sabemos todavía qué, ha visto recortada su programación de ahora. Esto es: ceder terreno, abonar el desierto, dejar perder lo que tanto ha costado de amarrar o dejar de luchar por lo que más costaba luchar. Si comparamos con la de 2014, la edición de 2015 sale perdiendo por goleada. Por el camino nos dejamos dos corridas de toros (contamos el festejo de mayo), una novillada, y encima en el plano artístico y ganadero hemos tenido un feria peor. El paso atrás que ha permitido el nuevo pliego por el que se regirá la plaza de toros de València hasta, al menos, 2018, no ha sido para ganar impulso. Por el momento.



Pero el ciclo merece un análisis más detallado. Ahí van los nueve puntos para reflexionar (y probablemente nos dejamos alguno más):

1.- LA ASISTENCIA Y SUS CIRCUNSTANCIAS
Unas de 80.000 espectadore --según nuestros propios cálculos-- han pasado por la plaza de toros de València durante las Fallas 2015, que ha ido del 13 al 21 de marzo. En las siete corridas de toros, dos novilladas, una de rejones y dos festejos populares la media es ligeramente superior a la mitad del aforo. Las circunstancias no han sido las más propicias para ir a los toros ni para disfrutar de la fiestas falleras. Si ya las fechas resultaban complicadas con el meollo situado a mitad de semana, a eso se sumó la inclemencia metereológica de frío, viento y lluvia prácticamente constantes desde el domingo 15 de marzo. El fin de semana, caiga como caiga, se confirman una vez más como la mejor fecha. Se tuvo que suspender la novillada sin picadores. La corrida del 19 de marzo con primerísimas figuras y la novillada del día siguiente se vieron seriamente afectadas por el temporal en cuanto a asistencia. Pero ese no es solamente el factor. Se agotó el papel el día de El Soro y se llenó prácticamente el sábado 14 y miércoles 18.

2.- EL MILAGRO SORO
La reaparición de Vicente Ruiz 'El Soro' fue todo un milagro. Y también un terremoto que excedió a lo taurino. Ha sido el gran suceso fallero. Reapareció, llenó la plaza un lunes, arrasó con todo, se jugó la vida con intensidad y verdad, puso en pie la plaza en cinco o seis ocasiones como hacía tiempo que no ocurría y triunfó siendo fiel a sí mismo. Encendió la polémica. No dejó a nadie indiferente y además fue ejemplo de muchas cosas. Sin duda es una de los grandes triunfadores y ganó en una sola tarde varias partidas, la suya consigo mismo y alguna más.

3.- EL TOREO
El toreo, el buen toreo, fue el principal apoyo de un ciclo que avanzó tambaleante. A falta de triunfos rotundos --sólo Castella y, sobre todo, El Juli--, el toreo fue, tarde a tarde, dejando muescas cosiderables. Así, hay que recordar a Jiménez Fortes, el faenón de la feria obra de Morante de la Puebla, a Castella, que abrió la puerta grande, Diego Urdiales o, en menor medida, Talavante, e incluso Finito de Córdoba dejó señal importante sin tocar pelo en día de triunfalismo.

4.- EL TRIUNFO ROTUNDO
No llegó el triunfo de forma fácil en Fallas. El primero fue para Sebastián Castella, con tres orejas. Pero fue El Juli ya el día de Sant Josep, en la última corrida del ciclo, quien sumó el triunfo más rotundo cortando cuatro orejas. Le acompañó por la puerta grande por un triunfo menor el extremeño Miguel Ángel Perera. Fue una tarde ésa en la que se dibujó perfectamente la constante de estas Fallas, luchando siempre contra las circunstancias de mucho frío y viento. Y sobre todo la segunda faena de Julián López aquella tarde tuvo un mérito especial.

5.- DECADENCIA DEL TORO
El aspecto ganadero bajó considerablemente por presentación y también por contenido. El listón de 2014 quedó muy alto. Por conjunto de presentación sólo se salvaron Fuente Ymbro y Alcurrucén (curiosamente, para variar, las corridas con menor o ninguna presencia de figuras). Ni Victoriano del Río ni Cuvillo ni Zalduendo ni Garcigrande-Domingo Hernández respetaron el nivel que València como plaza de primera categoría debería tener. Especialmente sangrante lo de Cuvi,  Garcichicos y el descastamiento de Zalduendo. Y si nos ponemos a recordar toros bravos nos quedamos muy cortos. Si en 2014 nos salieron once en total, ahora no nos salen más de tres o cuatro: el 'Juncoso' de Cuvillo al que desorejó Castella y el 'Acogido' de Garcigrande, que salió quinto y al que le cortó dos El Juli, el novillo 'Solterón' de El Parralejo al que desoreja Varea y ya poco más. Muy bajo balance.

6.- NOVILLADAS
La novilladas se quedaron para el final. Casi por necesidad. Las fechas, malísimas; siempre pendientes de cómo caiga el 19 de marzo cuando todo culmina con la cremà. Dos novilladas interesantes, puro lujo a priori. Varea enamoró una vez más. Su toreo caro sigue impactando. Se fue por la puerta grande. Además, debutó un mexicano con caballos al que hay que tener muy en cuenta desde ya mismo. Leo Valádez es su nombre. Rozó la puerta grande, como también hizo Ginés Marín.

7.- NO MALGASTAR EL FUTURO
El toreo no está en el momento de malgastar el futuro, de cargarse toreros a las primeras de cambio. Y eso preocupa. En Madrid para San Isidro las novedades no han tenido cabida. El futuro del toreo es el presente. Y por ejemplo el paso de Román por Fallas no puede, no debería, convertirse en una losa para su carrera. Torero con valor contrastado por h o por b, por la presión excesiva la tarde no le fluyó, pero dejó muestras de lo que atesora. Y lo mismo Jesús Duque, que tras ser triunfador en 2014, estas Fallas ha probado cómo es la dureza del toreo cuando no salen las cosas. Hay que seguir luchando, y sobre todo al futuro no se le pueden cerrar las puertas a las primeras de cambio. Sería una torpeza.


8.- VIOLENCIA ANTITAURINA 
Momentos desgradables y de gran impotencia los vividos el 19 de marzo en la misma puerta de la plaza de toros de València. Los 20 representantes violentos del Estado Animalista hicieron acto de presencia para amenazar a los taurinos. Totalitarismo y terrorismo contra la libertad. Un mujer fue herida de una pedrada cuando se disponía a entrar a la plaza de toros. Una patada a la democracia en toda regla. Excelente la respuesta de la afición a los toros dos días después manifestándose contra la violencia antitaurina.

9.- ¿Y LA PLAZA CERRADA HASTA JULIO?
No es de recibo que hasta la Feria de Julio la plaza tenga sus puertas cerradas. Dejar perder la corrida (o novillada) de mayo no nos hace ningún favor. Con el nuevo pliego se ha bajado el canon y se ha bajado el número de festejos. ¿Quién gana y quién sale perdiendo aquí? En este inicio de temporada se está notando el repunte al alza del número de festejos, pero València se ve que juega al revés. El momento es complicado. Cuesta abrir carteles a las novedades. Las figuras solo apuestan por las mejores fechas. Y las fechas complicadas de defender --como mayo en València-- se abandonan y los responsables no hacen nada por ellas: ni propiedad (Diputación) ni empresa. No, no debería ser así.