11 marzo 2017

toros #fallas2017/ la embestida ni-ni


Hay una generación víctima de la crisis o que también, vistas las circunstancias, un día prefirió hacerse la víctima. Generación ni-ni la llaman. Que ni estudian ni trabajan.  Andan por la vida demostivados. Sin objetivos concretos. Aunque a veces te pegan un arreón y descolocan a cualquiera porque les suele importar un carajo eso del respeto  La educación no es que les sobre. O mejor, no han aprendido a usarla todavía. El "déjame en paz" es su muletilla y vía de escape preferida. Cuesta reconducirlos. A veces sale uno que a poco que se emplea descubre algo que le motiva y la sociedad lo celebra: aunque sea un módulo en repartidor de pizza. En València a estas alturas hemos descubierto la embestida ni-ni bajo el hierro de Alcurrucén. Déjame en paz gritaron desde su mansedumbre y falta de casta prácticamente cuatro de seis. Hasta que al final -¿sería la bolita caliente?- saltó 'Madroñito' y Álvaro Lorenzo levantó por verónicas los olés más sinceros de la tarde y recogió con alfileres el primer trofeo de las Fallas 2017 tras una faena que sostuvo pese a que la motivación del alcurrucén se fue a menos.

La desmotivada embestida ni-ni clamó al cielo en el quinto capítulo. Estaba la corrida confirmada como una escalera de auténtico saldo. Presentada por debajo del nivel que merece València. De trapío nulo y desigualdad absoluta. Dos cinqueños (primero y quinto) y dos que celebraban su cumplecuatreño (cuarto y sexto) en febrero y marzo. Alcurrucén envió una corrida de ninis.

El sexto había cumplido (o todavía no) los cuatro en este mes de marzo. El castaño 'Madroñito' se sujetó en el capote. Se entona por verónicas Álvaro Lorenzo. Es lo más torero de la tarde por conjunción. Bien mecida la tela y conseguido el embroque. Hasta los medios el manojo, ganando el terreno y media verónica incluida. El rugido del olé al fin. Es el Alcurrucén más motivado en varas. Fijo en la primera y medido en la segunda. Hasta Juan Bautista quiso hacer como si su apatía no fuera tal y salió al quite del perdón por delantales.

La faena de Álvaro Lorenzo se construyó en los medios. Un punto afanoso por triunfar. Solo quería que atacar. En redondo un par de tandas transmitieron a unos tendidos necesitados de toreo. La voluntad del animal no se administró. Los medios le pesaron y la embestida se aplomó. El toledano Loronzo atacó más en corto. Por la izquierda no saltó la chispa y por la diestra levantó de nuevo el fuego. Se tiró de verdad tras la espada por dos veces. La primera muy tendida y la otra arriba. Hubo premio generoso, pero todos lo merecían según la tarde se había precipitado.

Y eso que había empezado con sus cosas. La peculiar casta tan Alcurrucén del toro que te cambia en cada tercio, el misterio núñez.  Fue el primero. Un cinqueño de nombre 'Codicioso'. Colorado. Amplio y muy bajo. Sin fijeza de salida. Juan Bautista, sin tirones y con temple, casi entre algodones, acomodó al toro en el capote. De varas salió suelto y Fortes se hizo presente con el primer quite por chicuelinas de la tarde. Hasta tres quites y medio por chicuelo cayeron. Parecía que había competición. Fortes de atragantón en ese primero y luego uno que ligó con cordobinas al quinto; Álvaro Lorenzo muy despacio al segundo con una larga preciosa en el remate; y Juan Bautista al cuarto, el mejor racimo por bien recogidas, templadas, toreadas y rematadas con media. Tanta variedad capotera, no, por favor. Hay vida más allá de san Chicuelo.

Lo dicho: interesante el primero de la tarde. Mansito, pero enrazada la embestida. Marca la querencia de chiqueros, pero empuja con todo. Con un punto de aspereza incluso. Pero se crece en la muleta y la codicia repetidora de 'Codicioso' aumenta.  A velocidad se produce el género, es decir: el toreo. Eso sí, poco a poco lo van desengañado y lo suben a la contraquerencia. Dos molinetes de recurso para escupirse el toro de encima. Donde se pica es donde más templado embistió. El toreo siempre tensionado y al hilo. Se empeñó Juan Bautista en matarlo recibiendo y eso fue lo mejor de toda su actuación: esa estocada.

https://pbs.twimg.com/media/C6qS6HIWcAEU9fy.jpgFortes se topó con la embestida ni-ni en toda su diversidad. El espejismo la calidad de su primero, que se dejó torear en los medios a la verónica. 'Afanosito' era otro dibujo en el saldo. Largo, vareado, escurrido, tirando a alto de cruz, muy estrecho de sien. Fortes lo apostó todo a la emoción y al valor. En los medios comenzó con un farol de rodillas y una intensa tanda en redondo de muchas apreturas. Pero todos los riñones que puso el toro ahí, como que se derritieron. Y la voluntad del toro quedó en mero espejismo. Fortes en cambio no duda. La suavidad y valor. Muy de frente. Muy enroscado el toreo. Tirando de la embestida rajada. Interminable el trazo. Asentado sobre los talones. Hundida la planta. El gesto, como si nada. Ante falta de raza, cada vez más aplomado el de Alcurrucén y más encima un Fortes voraz. Dos arreones de manso se lo quieren quitar de en medio. La cantinela del 'déjame en paz' de los ninis. Qué guasa.

Fortes se estrelló contra el quinto, el otro cinqueño del lote. Un castaño basto y apretado. Tan vacío como el resto o más. De medio viaje. La cara a media altura. Sin fondo. Parado a la segunda tanda. La embestida propia del ni-ni. Que te pego un arreón: Déjame en paz. Igual que antes había sufrido Lorenzo y su cuadrila al tercero. Un tal 'Cumbrero' de anovillada cabeza y muy acusada querencia, que siempre le giró contrario o buscó arroyar en el último tercio.

Visto lo visto incluso se entiende la actuación plana de Juan Bautista con el cuarto. Poco más que reseñar que su quite por chicuelinas a un tal 'Rompe-Charcos' que pasaba el ecuador para confirmar la mala presentación de la corrida. Éste muy levantado por delante y sin trapío por atrás. Geniudo en el meto. La faena, plana: Ni te obligo ni me obligas. 'Rompe-Charcos' se deja. Sin profundidades, apenas le protesta cuando alguna tanda acumula algún muletazos de más. Con una coz y con el personal dando palmas de tango se fue a por la espada el francés. Ante la generación ni-ni, además, hay que mostrar más convicción y buscar soluciones.



FICHA DEL FESTEJO

11 de marzo de 2017, Plaza de toros de València. Segundo festejo de la Feria de Fallas 2017.  Toros de Alcurrucén mal presentados, mansos y desrazados en general en un lote de auténtico saldo. Juan Bautista (estocada recibiendo, aviso con el toro ya muerto y ovación con algunos pitos; pinchazo hondo: silencio). Fortes (pinchazo y estocada: ovación; estocada tendida y estocada: silencio). Álvaro Lorenzo (estocada y dos descabellos: silencio; estocada tendida y estocada: oreja). Un tercio de entrada (4.000 personas).