30 marzo 2012

la beneficencia se debe televisar sí o sí y en abierto

Foto :: José Ramón Lozano
La fecha es el miércoles 6 de junio, en Las Ventas de Madrid. Están anunciados Morante de la Puebla, José María Manzanares y Alejandro Talavante con toros de Núñez del Cuvillo, que ya se tiene que preocupar el ganadero por seleccionar lo mejor para ese día y encerrarlo bajo llave. Es decir: que a nadie de los que tienen que pasar por la finca para llevarse toros a Sevilla o para la que tiene en San Isidro se les ocurra meter las narices en el lote elegido para la Beneficencia. Intocable deben ser esos siete u ocho toros.

Y ahora, siguiendo los mandamientos del G-10 o los custodios de la Tauromaquia...
¿Qué  pretendemos?   Pretendemos  que  al  torero  se  le  reconozca  el  derecho  a  defender  y  gestionar  su  imagen.  Más  aún  cuando  el  vehículo  audiovisual  es  el  canal  fundamental  para  establecer  puentes  con  una   sociedad  que  se  aleja  del  fenóeno  taurino.  

No  es,  por  tanto,  una  cuestión  de  dinero.  Queremos  responsabilizarnos  de  nuestros  derechos  de  imagen  para  conseguir  una  mejor  y  mayor  difusión.  Apostamos  por  un  regreso  a  las  cadenas  generalistas  y  reivindicamos  un  tratamiento  informativo  más  regular  y  constructivo. 

Ahí tienen la ocasión: el 6 de junio, con la tradicional corrida de Beneficencia. Y que no se equivoquen. Su imagen no es más que la que refleja cualquier espejo. Que la imagen que se defiende y se reivindica es la de la propia Fiesta de los Toros, y eso cosa de todos. Que lo suyo son derechos audiovisuales.

Y que si no es "una cuestión de dinero", ya pueden empezar a romperse los cuernos en un cometido: apostar y encontrar una cadena generalista que dé en abierto la corrida de ese día. Cualquiera: Televisión Españos, Telecinco, Antena 3, Cuatro, La Sexta. Las autonómicas no sirven. Y si tiene que se gratis por "una mejor y mayor difusión", pues que sea gratis.

Que el G-10 --no sólo los anunciados Morante, Manzanares y Talavante-- y All Sport Media se ponga a trabajar duro en estos dos meses que quedan. La Beneficencia se debe televisar sí o sí y en abierto.

PS: Y si hace falta que Cayetano demuestre su categoría de figura de las pasarelas, pues que hable con Armani para que patrocine el evento televisivo. O que lo haga Manzanares con sus marcas de relojes o de cazadoras... ¡que no es cuestión de dinero, sino de imagen de la Fiesta! ¿o no?

1 comentario:

Pedro Pérez Muñoz dijo...

La debe dar televisión española, en mi modesta opinión. Un saludo.