11 febrero 2013

el odio de ruth toledano merece ser denunciado

Toreros, novilleros, alumnos de escuelas taurinas, ganaderos, empresarios taurinos, aficionados: TOCA DENUNCIAR y alzar nuestra voz en defensa de nuestra cultura taurómaca moderna, ancestral y mediterránea, nuestro ecologismo y defensa del toro bravo, y hacerlo siempre desde el respeto que nunca ha demostrado el siempre minoritario movimiento antitaurino.

La última muestra en forma de insulto viene de Ruth Toledano:

criminales son los toreros que matan toros; criminales, los ganaderos que los crían para su tortura y muerte; criminales, los responsables de las escuelas taurinas donde se adiestra a los jóvenes en el maltrato sobre el cuerpo tierno e inocente de un cachorro; criminales, los que fomentan esa cruel práctica, ya sea sublimándola a través de la producción cultural (es el caso de la película Blancanieves, por ejemplo, que llega multinominada a los Premios Goya pero con una sentencia pendiente por maltrato animal), ya sea a través de la exaltación mediática (periódicos, programas de televisión), ya sea defendiéndola con medidas políticas, como con esta ILP. Criminales y cómplices, stricto sensu.
 En cuanto a los argumentos falaces, son los de siempre: que los toros atraen turismo, que el toro bravo desaparecerá, que desaparecerán las dehesas y cientos de miles de puestos de trabajo. Y la más terrible, por la falta de sensibilidad y empatía que supone: que el toro no sufre. Barbaridades, falacias, falsedades, mentiras y manipulaciones.

¿Hacen falta más motivos para empreder acciones legales y defendernos del insulto y demostrar que somos una potente industria cultural y que nuestra aportación ecologista, en defensa del medio ambiente y protección animal deja en entredicho cualquier gesto mediático del movimiento antitaurino?

Si según Ruth Toledano somos criminales y la tauromaquia es una falacia, me pregunto: ¿la verdad es su dictadura gastronómica-moralista? Y me respondo: TOCA DENUNCIAR.


PS: Y esto no es por darles propaganda, que es lo que realmente le pone cachondos. Esto es simplemente para que los que amamos la Tauromaquia, su arte, cultura y riqueza ecológica tomemos auténtica conciencia de los que nos traemos entre manos.

2 comentarios:

J. Cisneros dijo...

Como se le puede decir criminal a alguien que en un pais democratico ejerce su derecho sobre algo que es legal, esto habria que denunciarlo

Andrés Verdeguer Taléns dijo...

Algunos lo llaman totalitarismo, defender tus creencias demonizando a los demás. Y eso en el actual régimen democrático es la peor interpratació posible.

un saludo!