25 julio 2013

comprender el dolor

Ves los hierros retorcidos, naturaleza muerta de la tragedia y aun así no te haces una idea del dolor provocado. Debe ser algo muy propio de esta sociedad mediatizada capaz de cenar contemplando cada día un desastre tras otro en diferido y a través de la televisión.

Pero si la causa te golpea así, con la imagen que lo explica todo, el dolor de repente lo comprendes, se te mete dentro, te hace el nudo en la garganta y solo te haces de verdad de una ligera idea de lo que escodieron esos hierros. Es la tristeza y la impotencia.

Porque es verdad, casi nunca somos conscientes ni llegamos a concebir semejantes tragedias. Estas imágenes ayudan a compartir de verdad el dolor.

Mucha fuerza, Galicia!