06 marzo 2014

'el día que andrés calamaro dio la alternativa a román'

Desde las alturas de una habitación de hotel en Lima, Perú, éstas de aquí era las vistas de la habitación en la que Andrés Calamaro, Román y su apoderado conversaban de rock y música, toros y arte. Solo faltaban unas horas para el concierto, un par de días todavía para la presentación del novillero en la plaza Acho de la capital peruana. Ésta es la historia que nos cuenta Quique Medina en la sección Culturplaza de Valencia Plaza. Una historia de toros y rock.

La estampa de Lima desde las alturas de una habitación de hotel que llegó via Whatsapp.


Vía :: Valencia Plaza |

El Estadio Monumental de Lima está abarrotado. Calamaro afronta la recta final de la faena y el público en pie grita olé, se vuelve loco. Entre bambalinas, un chico rubio y delgado de nombre Román disfruta del concierto y es consciente (en su Twitter queda reflejado) de que está asistiendo a un instante inolvidable.
Horas antes, Andrés Calamaro y Román Collado Gouinguenet departían de toros y música en la habitación de un hotel de la capital peruana. El cantante había invitado al joven seguidor. Fue una conversación rápida, pero, antes de finalizarla, el músico argentino se encargó de transmitir su admiración a Román. Tras un abrazo, Calamaro se quedó solo en la estancia, y fue en ese preciso instante en el que Román se dio cuenta de las similitudes del roquero y el torero antes de enfrentarse a la historia.

[SIGUE...]


 Desde las alturas del escenario, estampa del concierto de Calamaro en Lima: 
toros y rock.