07 noviembre 2014

la casta navarra en el nuevo terres taurines

En los montes de Vizcaia y en las faldas de los Pirineos, subsisten en libertad 400 cabezas de la raza más antigua europea. El Betizu, o “vaca arisca”, es el descendiente directo del uro, y como tal un vestigio del neolítico. De su seleccion surgio la casta navarra.

De la casta navarra surgieron a su vez en la Edad Media los primeros juegos taurinos, y de aquellos las bases del toreo acrobático de los matatoros vasco-navarros que popularizó Goya. Desde el siglo XIV fueron los primeros profesionales de a pié, tres siglos antes de que surgieran los de Sevilla y Ronda.

Seguir la huella de la casta Navarra y de sus matatoros, permite entender la riqueza de un arte que, antes de pulirse en Andalucía, existió cuatro siglos en el País Vasco, en su forma más ancestral. Una realidad histórica inapelable que, sin embargo, los ideólogos separatistas prefieren ocultar.