17 octubre 2015

#culturadebouradio entrevistas con juan mora y juan del álamo




(editorial)



Ahora que se acaba la temporada, lo que de verdad deseamos es que estuviera por delante todo el meollo. Definitivamente, el 2015 taurino le ha mtido un buen meneo al escalafón o eso queremos pensar.

¿Os acordáis? El 2015 comezó con dos ilustres veteranos dondo ejemplo y levantando mucha dudas sobre unas figuras demasiado acomodadas. El Soro y Espartaco triunfaban en València y Sevilla y al mismo tiempo encendieron las alarmas.

A primeros de temporada a los nuevos valores poco caso se les hacía. José Garrido casi tenía que pedir permiso para tomar la alternativa y las dos puertas grandes de López Simón en Madrid, la primera pagada con sangre, prácticamente quedaron en cuarentena. Hasta finales de agosto, Bilbao, y sobre todo, la feria de Albacete, ya en septiembre, la sensación era de una temporada plana, sin golpes de autoridad, más allá de los más previsibles: la mestría de Ponce, la autoridad de Juli, Castella en Madrid o el toreo imaginativo de Talavante.

Pero de golpe lo de López Simón en Madrid no era casualidad: tres puertas grandes en Madrid, la responsabilidad y entrega cada tarde, la respuesta de José Garrido, la verdad de Paco Ureña, el chasquido de Diego Urdiales en Bilbao, Rafaelillo, Escribano… Esto y un puñado de novilleros que vienen apretando. Roca Rey es el novillero que más ha puesto a cavilar en los últimos años a la parte alta del escalafón. El peruano es de esos que no da un paso atrás. Ginés Marín para mayo ya será matador de toros y antes lo será Varea en la Magdalena de Castellò, y ojo con Álvaro Lorenzo.

Ahora que se acaba la temporada a todos nos gustaría que continuara a máximo rendimiento. Probablemente, ese es uno de los motivos que han hecho que la Feria de Pilar de Zaragoza recupere emociones y esplendores con grandes tardes de toros y, sobre todo, muy importantes entradas en sus tendidos. Hoy allí se vivirá una de las grandes finales de este intenso final de temporada: Talavante y López Simón mano a mano con toros de Garcigrande y El Vellosino.

En nuestra tierra la temporada concluyó la semana pasada con las dos novilladas de El Puig. Cristian Climent fue triunfador absoluto en su casa. Nos reencontraremos con la mejor versión de Varea y comprobamos como Jesús Chover ha madurado en torero poderoso. La novillada de Fuente Ymbro fue un lujo, excepto el lote de Fernando Beltrán, y la novillada de Alcurrucén fue muy complicada.

Dice Simón Casas que en noviembre se meterá a hacer las Fallas y que tiene intención de abrir los carteles. Esperamos que así sea. Pero también intuimos que las negociaciones serán complicadas. Los jóvenes vienen aprentado y los viejos, con razón o sin ella, querrán cerrar posiciones. Ojalà la temporada 2016 empiece como acaba este 2015 taurino.

Bienvenidos, esto es Cultura de Bou… Información, pasión y activismo por la Tauromaquia.