27 enero 2016

la odisea de las fallas del cambio

https://pbs.twimg.com/media/CZrlOYoWQAABY0S.jpgYa están aquí. Son las Fallas del cambio. Ojalá. El cambio en muchas cosas, porque también en el toro hay ganas de cambio. Pero empecemos poco a poco. Ahí están Fortes y Garrido; Adame y Del Álamo; Román y Duque; López Simón y Roca Rey. Ahí están, repartidos en cinco de ocho tardes y bien posicionados. Hay pista suficiente para que empiecen a despegar.

Esperemos que no les falte toro, ahí las Fallas no cambian. Los carteles definitivos seguro que han variado bastante de la idea inicial de la empresa, pero todo eso forma parte de la odisea que contamos más abajo. Lo que hay que destacar es que estas Fallas 2016 componen un ciclo valiente, aunque no acaban de romper el molde. Apuestan por ese cambio de forma moderada. Ni repiten las figuras ni hay carteles rematados a sota, caballo y rey y por ello se sabe que no será fácil llenar. Es el riesgo del cambio. Eso --llenar-- dependerá más de la ilusión y de la necesidad de futuro que de otra cosa. Empecemos a transmitirlo. Porque de estas Fallas podrían salir dos o tres nuevas figuras del toreo. Deberían salir. Entonces daríamos las Fallas 2016 por bien empleadas y diremos que fueron cruciales. Ese sería el verdadero cambio.



La odisea que es confeccionar, rematar y presentar unos carteles de toros y toreros para Fallas. Sólo jugábamos y ya nos parecía complicado. Pero eso era allá por noviembre del año pasado, cuando todavía albergábamos la esperanza de tener un buen regalo por navidades. Esa era la intención de Simón Casas Productions. Pero qué va. Pasaron navidades, pasaron reyes y ayer, por fin encontraron la rendija para hacerse públicos y, sobre todo, oficiales.

Los oficiosos iban y venían de forma muy acertada desde hace semanas y el puzzle iba encajándose. Qué festín. A uno, al contemplar esta merienda de carteles falleros antes de que sean oficiales, no le deja de asombrar cómo el Primavera Sound es capaz de anunciar todo su festival de música con casi 100 nombres de tacada con cinco meses de antelación y, sobre todo, sin que si filtre ninguno de los pelotazos. ¿Cómo lo harán?

El pistoletazo para empezar hablar/rumorear sobre los carteles falleros se dio con el anuncio del mano a mano entre El Juli y López Simón con toros de Garcigrande. Era finales de noviembre. Por entonces todo parecía posible. El Soro se postulaba. La corrida de Núñez del Cuvilla parecía tener demasiadas novios. ¿Quién se anuncia con El Soro? Y el de Foios decía, con quien sea, da igual, que aquí estoy yo para tirar del carro. De todas, cuál quieres. Esa, la de Capea.

En Cuvillo, un atascó . Primera lucha de poder. Sebastián Castella parecía fijo. Manzanares (acá Matilla) también tiraba de la cuerda. Con Ponce parecía el cartel ideal para rematar un día de sant Josep como hace tiempo. Massa sucre: demasiado azúcar. David Mora, apoderado por la empresa, empieza de lujo. Su vuelta lo merece. Pero eso no quita que el trato se antoje excesivo para muchos.

Manzanares amagaba con descabalgar. Ahí Matilla lució galones. Pedazo de apoderado: López Simón, en la órbita, colocado con El Juli. Manzanares, sí, pero... Abre El Fandi y cierra un recuperado Cayetano, al que hay ganas de ver, la de Juan Pedro. Y para Padilla aquella otra también abriendo. Todo encaja.

La feria es de los jóvenes y para Andrés Roca Rey otro mano a mano. Con Talavante. Dos encontronazos en una misma feria. Éste que llega el último de repente apetece más que el otro. Caprichos del público de toros. Pero luego ya veremos como se comportan en taquilla. El caso es que la Roca parece que viene a darle a esto un serio meneo. Nos agarraremos por si las moscas.

Perera se queda fuera. O no le acompla o se le antoja poco. Urdiales solo tiene una opción de entrar, pero tampoco cuaja. El tándem Fortes-Garrido en la primera corrida del ciclo puede echar chispas. Parecía que iban con la de Zalduendo, pero tiran adelante con la de Fuente Ymbro. De la que sale un fijo Fandiño (aquel brindis en Zaragoza) y pasa a la de Zalduendo. No sé si por estrategia o exigencias del guion. La FIT juega su carta y enchufa a Joselito Adame ahí. Del Álamo completa.

Luque, Duque... la cosa baila por una letra. El rumor se extiende y al final el tirón de las redes sociales ponen las cosas en su sitio. Será Jesús Duque quien complete esa terna 100% valenciana del 16 de marzo junto a Román y El Soro.

Menos mal que con las novilladas no hubo apenas baile. Se agradece. Van dos. Me gusta el reconocimiento a Jesús Chover y Cristian Climent y que estén los Ginés Marín, Álvaro Lorenzo o Varea. Y que vuelva a haber toros en mayo en València es como para descorchar una de botella champagne.

Y sí, sobre la corrida de Adolfo Martín no había duda. Nadie la pidió ni nadie se peleó por ella. Era para Rafaelillo, Escribano y Ureña sí o sí. Amén.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Andrés, siempre hay algún día de especial ilusión. De los que la gente espera desde que salen los carteles, y con ese ambiente especial cuando llega el día.
¿Cuál es el tuyo? (o cuáles si hay más de uno)

Saludos.

Andrés Verdeguer Taléns dijo...

Hola,

Por lo emocional y sentimental, sin duda, la tarde que más me inquieta es la del 16 de marzo. Por El Soro y por sus compañeros de cartel, Duque y Román.

La corrida de Fuente Ymbro por Fortes y Garrido tiene mucho interés. Una tarde para que salten chispas. La de Adolfo, por supuesto; tal vez es el cartel más equilibrado, más rematado.

Y luego los manos a manos. Creo que es obligación de todos desear y empujar para que todo lo que se presuponea a Roca Rey y a López Simón, y otros muchos, se convierta en realidad. Más que nada por el bien del toreo.

Cada tarde tiene un par o tres de puntos fuertes.


Un saludo.