24 abril 2016

escucha el podcast del programa #culturadebouradio con paco ureña y dedicado al día del libro (taurino)



Esta semana hablamos con uno de los triunfadores de la Feria de Abril, Paco Ureña. Y celebramos el Día del Libro hablando de libros y toros, de libros de Tauromaquia. Para hablar de todo ello nos acompaña en el estudio Marcos García que, además de ser profesor de griego, es autor de una biografía de Fabrilo. Así, hablamos con Rafael Cabrera Bonet, presidente de la Unión de Bibliófilos Taurinos; Carlos Abella, que acaba de publicar 'Luis Miguel Dominguín a corazón abierto'; y Paco Delgado, que dirige la editorial valenciana Avance Taurino.


(editorial del programa)

Si nos diera por hacer el programa que merecen la clase taurina, bajábamos directamente la persiana. Después de una Feria de Abril en la que terminó reivindicándose el toro bravo y encastado por encima de todo, con el cénit de aquel Cobradiezmos, o incluso una interesante corrida de Miura, y el toreo se llegó a paladear elevado a arte supremo según versión de Morante de la Puebla, tenía que salir Ramón Valencia, representante de la empresa Pagés, a lloriquear. Que si la feria es inviable y demás. Pero seguro que no entregará las llaves de La Maestranza hoy mismo y se irá a casa.

Qué tristeza, la verdad. Por lo que se ve la Fundación no ha repartido entre la casta taurina ¿o mejor caspa taurina? no ha repartido un argumentario que renueve las formas de contar la Tauromaquia. Qué decir y qué desterrar. Un argumentario que actualice y, sobre todo, destierre, lo más rancio.

Sevilla. Cuatro llenos. Otros cuatro aparentes. Todas las tardes de tendencia en las redes. Una feria a más. Emoción y sensaciones difíciles de explicar…

Y el ejemplo de Cobradiezmos, que ya mismo debería tener un anuncio en televisión.  Pero no… Demasiada imaginación. Ramón Valencia, lloriqueando. Y La Fundación poniendo denuncias…

En fin, que nosotros hoy vamos a hablar de libros. Que para eso es el día del libro. 23 d’abril. Dia de Sant Jordi. De libros y toros hablaremos. Porque hasta Cervantes llevó a su Quijote frente a los toros:

Llegó el tropel de los lanceros, y uno dellos que venía más delante a grandes voces comenzó a decir a don Quijote:
—¡Apártate, hombre del diablo, del camino, que te harán pedazos estos toros!
—¡Ea, canalla —respondió don Quijote—, para mí no hay toros que valgan, aunque sean de los más bravos que cría Jarama en sus riberas69! Confesad, malandrines, así, a carga cerrada70, que es verdad lo que yo aquí he publicado; si no, conmigo sois en batalla.

No tuvo lugar de responder el vaquero, ni don Quijote le tuvo de desviarse, aunque quisiera, y, así, el tropel de los toros bravos y el de los mansos cabestros, con la multitud de los vaqueros y otras gentes que a encerrar los llevaban a un lugar donde otro día habían de correrse, pasaron sobre don Quijote, y sobre Sancho, Rocinante y el rucio, dando con todos ellos en tierra, echándoleXLIV a rodar por el suelo. Quedó molido Sancho, espantado don Quijote, aporreado el rucio y no muy católico Rocinante.

Hemos empezado citando a Cervantes, pero ya que hoy hablaremos de toros y también de libros y celebramos el día del libro. Bien se podría haber arrancando así…

“Juan es un niño atónito, que cuando asoma por las tardes al portal de su casa con el babadero recosido y limipio, llevando en las manecitas la onza  de chocolate y el canto de pan moreno que le han dado para merendar y contempla el abigarrado aspecto de la calle desde la penumbra del zaguán, se siente sobrecogido por espectáculo del mundo…”
(ESCUCHA AQUÍ #CULTURADEBOURADIO)