14 marzo 2017

toros #fallas2017/ andy younnes, puerta grande afrancesada


Manolo Montoliu preside el cartel de la Feria de Fallas 2017. Pura plata de ley reza el eslogan. Hoy ha hecho el paseíllo José Manuel Calvo, Montoliu hijo. Iba de plata. Sólo él y Morenito de Arles vestían tan preciado metal. El resto iba de azabache. Seguramente ha sido el único paseíllo de José Manuel Montoliu estas Fallas. Habría estado bien que hubiera puesto banderillas, aunque solo fuera un par. La lidia del cuarto lo propició. Pero no estaba en el guión: y mira que iba bonita la historia de esa lidia. Hasta hubo un tercio de quites gracias a Cristian Climent y el francés Andy Younnes, quien al final se llevó la tarde de calle por ser capaz de inventarse dos faenas en las que él pusó las brasas, la carne y todo en el asador. Puerta grande para el futuro de la tauromaquia, que será afrancesada o no será.


Andy Younnes ya mojó la temporada pasada en València. En plan revolución e insolente desparpajo. Como un guiri. Este año ya más curtido. La apuesta fue más sobre seguro.

La novillada de José Vázquez, desigual de cabezas, lució hechuras de toro por lo general. El segundo, que se llamó 'Aldeano', decía la tablilla que pesaba 537 kilazos: 100 más que el tercero; 50 más que todos los demás. Era redondo como una pelota. Rematado atrás. De salida lo marcó todo: la clase y el esfuerzo que le costaba moverse.  Muy  quedado en el último tercio, le costó un mundo  ir hacia adelante. Muy encima se metió Younnes y en esa baldosa se inventó un toro y una faena. La mano zurda tiene misterio. Por ahí lo rompe. Muy vertical y arriñonada la figura. Inventa con los vuelos un tranco de más y que logra también por el derecho. Se lo deja llegar. La emoción del no movimiento: justo en el tercio frente al tendido 11: mismos terrenos donde triunfó hace un año. Y el arrimón lo cerró con ochos, circulares y bernardinas apretadas. La estocada, sin puntilla: oreja.

En el quinto asalto el francés Andy Younnes se mostró muy ilustrado otra vez. Honroso-17. Tocadito hacia arriba, expresión de toro. Al relance lo agarra un poco atrás Puchano, que cuaja un tercio de varas más que correcto y mesurado. Morenito de Arles de capa y Algabeño con los palos gustan en el segundo tercio. Todo la nobleza del toro queda carente de la mínima transmisión. Ahí Younnes vuelve a espigarse. Vertical quietud y capacidad para resolver en la baldosa. Al natural le larga los vuelos muy por abajo. Empuja, traga y pulsea. En el encimismo se gusta y casi que se pasa de rosca. Estocada tras pinchazo y la puerta grande que se abría por primera vez estas Fallas.

Otro dato. La novillada de José Vázquez fue para cortar un porrón de orejas. Salvo el mansurrón y rajado primero, que buscó tablas, que no permitió que le tocasen los costados y que complicó la lidia en todos los tercios a Climent y su cuadrilla, el resto de novillos casi casi que las llevaban colgando.

Marcos puntuó en el sexto. El de Fuenlabrada se las sabe todas. Demasiado saber. Al oficio, temple y capacidad para romper las embestidas adelante y afianzarlas le sobran todos los vicios del toreo de periferia, líneas rectas y ausencia de curvas. Y mira que sus dos faenas tuvieron en el temple un secreto solo al alcance de los toreros muy curtidos.

A 'Desolado', el sexto, le hizo lo más torero de la tarde. Un inicio de faena que fue pura delicia. Muy mandón sobre un novillo que todavía estaba por definir y no dejaba ver excesivas virtudes. Muy flexionado, lo empezó por abajo: kilométricos muletazos, exactos como un reloj. Bellos y necesarios. Luego la faena no consiguió esa belleza. Todo sucedió muy por fuera y al natural no lo cuajó. Pero destacó el temple. Marcos tiene imán muletero y ahí convenció al novillo. El tino con la espada abrió la puerta para cortar un trofeo.

'Hereje' fue el tercero y salió con 430 kilos. Ciento y pico menos que el segundo. Viene muy justo de poder. Se rebrinca más. La cuadrilla a pie es de lujo. Qué tercio de Iván García y Zayas con los palos y Ramón Moya con la capa. No le sobran las fuerzas. No es fácil cogerle el aire y más después de dos tirones que lo derrumban, Marcos consigue coserlo a la muleta. Muy despacio, ya no habrá más tirones. Pero en línea y en clara postura muy julista. Con absoluta suficiencia. Sale una serie al natural de trazo largo y se mete también entre los pitones. El fallo a espada lo deja en ovación.

Cristian Climent ha quemado uno de sus últimos cartuchos. El primero se le negó. Buscando tablas y arroyando cuando le molestaban, se le puso imposible. La mecha se prendió con el cuarto con todas las consecuencias. El guión se escribía sobre la marcha perfectamente: A porta gayola el de El Puig, los lances templados, el tercio de varas de Jaime Soro medido y arriba. El pique en quites: los delantales de Climent frente a las cordobinas del frances Younnes, y éstas contestadas de nuevo por Cristian en un quite por gaoneras de las buenas, echándose el capote a la espalda. Sólo faltó el detalle de darle unos palos a Montoliu. Pero hasta el tercio de banderillas Climent los resolvió con nota en solitario.

Del novillo 'Discordia', acarnerado por delante, destacó su excelente ritmo. Todo, todo lo hizo con ritmo, y así llegó al último tercio. Por la diestra le cogió el aire, lo disfrutó al natural, dos fueron de excelente factura, y subió la calentura en los circulares y en una corta distancia donde permitía estar. Las manoletinas ya alargaban por demás todo y la espada rompió el guión. Lo hizo añicos con una puñalada fea. El ansiado triunfo se quedaba en una ovación compartida con el buen novillo de José Vázquez en el arrastre.



FICHA DEL FESTEJO

14 de marzo de 2017, Plaza de toros de València. Quinta de la Feria de Fallas. Novillos de José Vázquez de correcta presentación y nobles en general salvo el manso primero; cuarto, quinto y sexto aplaudidos al arrastre. Cristian Climent (dos pinchazos y estocada tras aviso: ovación; navajazo, dos pinchazos, casi entera delantera y dos descabellos tras aviso: ovación), Andy Younnes (estocada sin puntilla: oreja; pinchazo y estocada: oreja) y Marcos (dos pinchazos y estoca desprendida: ovación; estocada algo trasera: oreja). Algo menos de un tercio (unas 3.000 personas).