21 agosto 2013

la crónicas sobre el mano a mano de ayer entre el juli y manzanares lo dicen muy claro

Otro petardo resultó el mano a mano entre El Juli y Manzanares en Bilbao y por lo tanto más doloroso. Así lo han contado:


Zabala de la Serna en El Mundo:

¿Sabe Juli que una contrabarrera de sombra ayer en Bilbao se pagaba a 156 euros? ¿Conoce Manzanares que un tendido de la fila 19 cuesta 90 euros? Se la trae floja, lo mío y lo mío, que es un taco. Demasiada gente acude para presenciar una riña gatuna de amiguetes. Un colegueo, unos azotes, unos besos. Muá, muá. 

Álvaro Suso en El País:

Si estos son las figuras del toreo actual, estamos apañados. Se unieron hace un par de años en un ridículo G-10 de matadores para salvar la fiesta y no se han dado cuenta de que con espectáculos como los que están repitiendo este verano van a acabar con ella. Bilbao es sólo un puerto más en las pantomimas de Valencia, Huelva… Lo de Bilbao fue para quitarles el carné de toreros.

Patricia Navarro en La Razón:

Decían por megafonía el otro día en Gijón antes de empezar la corrida que Antonio Ferrera y Javier Castaño iban a disputar un «cariñoso mano a mano». Qué lejos quedó aquello de la realidad en una tarde para la historia. Ese día, en el que ambos toreros resultaron heridos con la corrida de La Quinta y volvieron a torear ataviados con un pantalón de monosabio y las carnes abiertas nos revolvieron el alma a todos. Hay días y días. La dureza aquella tarde fue extrema, también las emociones. Nada tuvo de cariñosa. Ni un resquicio.
(...)
Tú a lo tuyo y yo a lo mío, algo así. Un contrasentido anunciarse tres toros para cada uno. No están los tiempos para este conformismo, y mucho menos los bolsillos ajenos.