27 febrero 2014

vídeo del homenaje a enrique ponce por su temporada 25 como matador de toros

Al mismo tiempo que El Juli presentaba su temporada de forma novedosa  en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en València a Enrique Ponce se le rendía homenaje ahora que está a punto de arrancar la que es su temporada 25 como matador de toros, en un acto organizado por la cadena Cope y la Universidad Católica de València.

Llenazo absoluto.

De pronto, 25 años, una época del toreo, y lo normal: al nombre de Ponce y a su historia todo aquello se le quedó pequeño. Salón reducido, apreturas, gente en las escaleras, en los pasillos, en el hall de acceso al auditorio, en la misma puerta. Alguien desestimó el tirón de Enrique Ponce y su talla lo invadió todo, y el homenaje --uno más de cientos-- se quedó cortó en continente, contenido, que no por asistencia. Y es que estar a la altura de semejante historia resulta entre complicado o imposible.

 
Lo venían anunciando --el homenaje-- una semana y pico, y la afición no le falló a Ponce, figura histórica del toreo, quien como bien se atrevió a vaticinar alguien durante el coloquio "tal vez sea el valenciano más universal de lo que llevamos del siglo XXI". Tal vez, vaya que sí.


La conferencia homenaje quedó deslabazada. Contó con la invitación sorpresa de Miguel Báez 'Litri', amigo íntimo de Ponce, con quien compartió más de 200 tardes de toros, y del doctor Madrigal que atendió al de Chiva del gravísimo percance que sufrió en León.

La conferencia, coloquio, entrevista transcurrió por esas dudas que le entran a Ponce cada vez que tiene que pensar en la retirada, para la que nunca acaba de ver el momento, su doble presencia en Fallas o la vuelta a Las Ventas, lo cual reviste de cierta importancia su temporada número 25 como matador. También hubo tiempo para ensoñación de que algún día se volviera a dar un cartel con Ponce y José Tomás, a lo que el homenajeado no puso pegas y dejó todo en manos de la empresa. También habló de su tauromaquia o forma de entender el toreo y de encastes, pero ya digo, sin profundizar. Las apreturas de una sala demasiado pequeña para un acto así no invitaba tampoco a florituras.


PS: Un detalle para la ironía. El inicio del homenaje, al parecer --ironía on--, estuvo patrocinado por Bill Gates y su Windonws.


PS2: Otro detalle más es la ausencia de otros medios al acto. Como lo organizaba Cope, aquí da igual 25 años que un rato. Esto funciona así y, por lo tanto, lo medios especializados y los que no lo son tampoco están a la altura de este tal Enrique Ponce.