25 julio 2015

#feriadejulio/ el gran espectáculo


_Puerta grande de Hermoso de Mendoza, Castella y Manzanares
_Vuelta al ruedo a un bravo toro.de Núñez del Cuvillo

Decíamos ayer... "Ten figuras para esto", y para esto es precisamente para lo que se las necesita: Para que lo borden cuando sale el toro soñado y lo peleen con mando y absoluta entrega cuando sale el cabrón.

Que para algo están los galones. Pablo Hermoso, Castella y Manzanares lo demostraron en los tendidos ( con casi tres cuartos) y, con creces, en el ruedo. Y claro, la Tauromaquia se encumbró en el.gran espectáculo que es en una tarde así, en la que, por cierto, salió un Cuvillo de nombre 'Asustito' bravo de verdad.

El primer Cuvillo de Castella, Tobillerito, estaba cogido con agujas. Castella no perdona el quite. Por chicuelo y media de rodillas. La disposición, por las nubes. El temple de la capa de Chacón. A la defensiva por la falta de fuerzas el animal. La faena se convierte en un pulso que sucede en la misma boca de riego. Tornillazo va, muletazo viene. Aquí, seguro el de Beziers. Falta codicia. A trompicones el pulso. Hacia adelante uno, queriéndose frenar el otro. Mérito, galones y raza de figura. Ovación tras estocada desprendida, trasera y aviso.

'Astusito' es bajo, largo y cuajado cual zapato. Acapachadito de cuerna y de muy buena expresion cuando se estira. Le falta celo, pero con el caballo se transfigura. Se arranca, busca por debajo del peto y derriba con poder. En la segunda empuja de tal manera que parte el palo y al salir, de lo que humilla, se da una tremenda costalada. Rafa Rosa en la brega y Curro Javier y  Blázquez con los palos ponen la lanzadera. Ovación y desmonterados.

Jose María Manzanares lo abre hacia afuera sin tirones y se pone en disposción. Se encaja el toreo con armonía. Alegría brava y muy expresiva la de 'Astusito'. Distancia y respeto al toro en el trato. Gusto, empaque y reunión. A más el toreo. Profundidad en el trazo. El hocico que labra, los pitones que planean. Viaje de largura infinita. Ritmo y esa sensacion de que el tiempo se para. Manzanares lo borda en redondo. Al natural la perfección no se alcanza, pero la magia también se palpa. La afición estuvo metida en la faena desde el primer muletazo. Los de pecho y algún cambio de mano son un crujido. Faena sin adornos accesorios, toda cimentada en el toreo fundamental. Leve petición de indulto y un espadazo a volapie arrancándose desde cuatro o cinco metros a cámara lenta. En la yema, sin puntilla el bravo 'Astusito' 135. Para él las mayores honras fúnebres en Valencia. Cerca de 8000 personas en pie homenajeando la bravura eterna. Dos orejones para Manzanares.

De acusado genio es el quinto. Se duele en banderillas, pero se mueve intenso el tal 'Marginado'. Tras arrancar por estatuarios a planta firme, le coge el aire perfecto a derechas. Dirige el francés con mando. Reduce la velocidad de la embestida y a ese golpe de embestida bruta. Solo el aire puede entorpecer aquello. Imperial sobra la diestra. Un órdago los parones en la barriga. Ahí se entrega la plaza. Y la tanda que sigue Castella riza el rizo y le da un tramo más al muletazo, lo cambia y liga natural y de pecho con autoriadad con los pitones a milímetros. Manoletinas y desplante rodilla en tierra. Faena de toreo mandón y valor hasta decir basta. Dos orejas tras espadazo algo trasero.

La raza del sexto no se suma a la fiesta. Se para, se aploma el toro. La cuadrilla de Manzanres vuelve a lucirse y al de Alacant solo le da para hacer otra demostración brutal en la suerte suprema.

Hermoso de Mendoza cumplió con un doble objetivo. Primero el de dotar de un argumento al cartel, algo que se vio claro en la excelente imagen de los tendidos. Y dos, demostrar la maestría  en doma y mando a caballo con un lote de escaso fondo que no puso las cosas fáciles. Con su primero se pegó un auténtico arrimón con Viriato. Y con su segundo hizo pasadas a dos pistas por espacios inverosímiles con Disparate o Pirata. Una oreja de cada actuación para completar un preciosa foto final.

Los tres a hombros: Hermoso, Castella y Manzanares un poco después de las 22:30. A esa hora la sensación era y es de que al toreo no lo para ni Dios.

Plaza de toros de Valéncia, 25 de julio de 2015. Tercera de la Feria de Julio. Toros de Bohórquez para rejones y cuatro de Núñez del Cuvillo de correcta presentación. El tercero, Asustito, premiado con la vuelta al ruedo.  Hermoso de Mendoza (oreja en ambos), Sebastián Castella (ovación y dos orejas) y José María Manzanares (dos orejas y silencio). Los tres salieron por la puerta grande. Casi tres cuartos (unas 7500 personas).