09 febrero 2015

el triunfo de víctor barrio da sentido a una feria de valdemorillo con excesivas dudas

La disposición y el triunfo de Víctor Barrio acabaron por dar sentido a un Feria de Valdemorillo que presentó excesivas dudas y poca verdad. Sospechas, baja presentación, menos raza. Se puede decir que no pasó nada hasta que Barrio echó el resto en los sorprendentes inicios de capote y luego sostuvo aquello con afiladas maneras que no dejaron a nadie indiferente. Sobre todo con la faena al sexto, un cebada con algo de casta en su sangre. El triunfo de tres orejas en la primera feria de la temporada pone a Víctor Barrio en el disparadero de salida de una afición que pide renovación cuando la industria taurina programa carteles idénticos o similares a los de hace 10 o 15 años con la conformidad de muchos. Por cierto, la facilidad, templanza y espada de Manuel Escribano también cotizaron.

En el aspecto positivo, además, la respuesta de público en La Candelaria. Unos 13.000 espectadores para presenciar los tres festejos de Valdemorillo, que además fueron televisado. Y dos más notas más: El novillero Borja Jiménez anda sobrado, listo para dar el salto y si un día a Martín Escudero le sale todo según con la pureza con la que lo empaqueta, nos hará muy felices.

Los premiso a los triunfadores de la Feria de Valdemorillo han sido para Víctor Barrio y Borja Jiménez





PS: Para saber más, las crónicas de Zabala de la Serna en El Mundo (1, 2 y 3), donde se ha contado fenomenal lo de Valdemorillo.