25 abril 2015

jiménez fortes y los maños ganan la corrida concurso de zaragoza



Plaza de toros de Zaragoza, 26 de abril de 2015. Corrida Concurso. Toros de Partido de Resina (manso y rajado), Parladé (desrazado), Alcurrucén (cuatro varas, encastado, pero a menos), Fuente Ymbro (devuelto) y en su lugar uno de Luis Algarra (dejándose en cuatro varas, pero sin transmisión ni clase en primer y último tercio), El Tajo y La Reina (blando y descastado) y Los Maños (bravo y alegre en el peto, le faltó fondo ante la exigente faena de Fortes. Toro triunfador de la concurso). Serafín Marín (silencio y leves palmas;declarado mejor lidiador), Pepe Moral (silencio en ambos) y Jiménez Fortes (oreja y vuelta al ruedo). Antonio Muñoz mejor picador (picó al tercero, de Alcurrucen). Algo más de un tercio (una 4.000 personas). 

Palmas de salida al ex Pablo-Romero. Guapura es lo único que tuvo. Incontables entradas (por lo menos seis o siete, la primera por su cuenta) las del Partido de Resina. Pero sin quedarse en ninguna. Ya de salida barbeó y tuvo tendencia a salirse suelto. Mansote con pies y sin fijeza. Serafín Marín brinda a la afición catalana, que tras romper paseillo agitó su senyera. Al segundo muletazo de Serafín se raja descarado buscando la madera, buscando toriles.

De encampanadas hechuras el Parladé. Pepe Moral que se abre fácil con él con la capa. Cara arriba y feo estilo. Moral no entiende el concepto de corrida concurso y pide el cambio al segundo puyazo, cuando el tercero ya se toma con la vara de tientas. Se pone al público en contra, un público que hoy ha venido a ver otro espectáculo. Con el inoportuno brindis al público se gana una bronca. El Parladé blandea al salir del peto y en el último tercio se demuestra desrazado, sin emoción alguna. Rebrincado por el derecho. Se deslizó alguna vez por el izquierdo sin más historia.

El toro de Acurrucén, colorado, muy paletón, bajo y con cuello. Toma cuatro varas, la última muy repensada. Quite de Fortes por chicuelinas y revolera de remate, todo con gran ajuste. Cambian el tercio con dos pares de banderillas. Al tomar las telas lo hace con celo. Escarba, se va agarrando y anda muy distraido. Le sobran capotes. Tiene emoción en el último tercio. Aunque tardea, Fortes apuesta el todo por el toro (nunca mejor dicho). Inicio por naturales pese a la colada de inicio. Tremebundo el ajuste. Perfecta la colocación, las plantas atornilladas. Falta inercia, son casi de uno en uno los naturales, pero hay emoción. Más chispa sobre la mano diestra. Ligazón en un palmo y el de pecho forzado. Entrega en el torero y enrazada respuesta del núñez, ya cayendo hacia la querencia. Atornillado Fortes y poderoso. Ruge La Misericordia. Sobra la última serie, ya con el animal rajado. Manoletinas de órdago. Espadazo tendido y dos descabellos. Oreja.

El cinqueño de Fuente Ymbro es un tío, pero se lesiona por bruto y es devuelto. El sobrero de Algarra es fino de atrás, algo badanudo, estrecho de sienes y con las puntas mirando hacia arriba. Se deja en el caballo en cuatro varas sin más espectacularidad. Serafín, que son varios las concurso de Zaragoza en las que se ha acartelado, deja lucir al toro en todo momento. Tiene cierta calidad el Algarra, se mueve, pero sin excesivo convencimiento. Su pitón es el izquierdo, pero repone algo gazapón y embiste como dormido. A Serafín le cuesta encontrarle el aire. Lo mejor de su labor llegó por esa mano, pero en general estuvo destemplado.

El de Joselito viene herrado con el hierro del 8. Pierde las manos repetidamente tras dos varas. Blando y desrazado. Pepe Moral sin opción alarga faena instracendente. Buena estocada.

Alegre y entipado el de Los Maños. Santacolomeño de viva mirada, fino de hechuras y entrepelado de capa. Encastado en el peto. Aceptando la distancia. El temple y el trato de Fortes. El quite a la verónica, y antes el manojo en el saludo, tienen torería y verdad. Temple y poso. Muy encajado.
Exigente el inicio por abajo de Fortes. Algún doblón es eterno. Sin pulsaciones. Todo despacio y de verdad. Ni una duda... el temple. A la nobleza del buen toro de Los Maños le falta fondo. Empieza a salir con la cara alta. A Fortes le da igual y así se lo sigue pasando por la barriga una y otra vez, impávido. Excesiva el hambre Fortes. Exprime en exceso la embestida y a la hora de matar se pierde un merecido trofeo para cerrar su gran tarde de toros en Zaragoza.



2 comentarios:

José Antonio dijo...

Magnífica crónica. Ha sido escrita por un notario, fidelidad absoluta a lo que ocurrió y vimos en el festejo. Te felicito

Andrés Verdeguer Taléns dijo...

Muchas gracias. Siempre un placer ir a los toros en Zaragoza. Saludos!