29 abril 2015

la maquinaria de #sanisidro15, en marcha

 
Al finalizar el proceso de renovación de abonos para la Feria de San Isidro y el de adquisición de nuevos abonos se han dejado de renovar 715 localidades de las abonadas en la pasada Feria Otoño 2014. 

En sí, es una mala noticia. 715 son muchos abonos. Seguimos restando y la responsabilidad sigue sin respartirse. Por contra, también hay que decir que ayer lunes día 27 se pusieron a la venta las localidades sueltas para todos los festejos comprendidos entre el día 8 de mayo y el día 7 de junio, correspondientes a los 31 programados en la Feria de San Isidro. Durante los dos primeros días de venta se han agotado las localidades para los días 22 y 27 de mayo y 3 de junio y hay otras tres o cuatro fechas (como 15, 21 y 29 de mayo o 5 de junio) que van a muy buen ritmo.

La bajada de abonados en San Isidro (ese gran tesoro que se debería cuidar como oro en paño) se explica a través de varios factores:

- La mayoría de figuras siguen agrupadas en los mismos carteles.
- Siguen sin abrirse los carteles a la variedad de toreros y ganaderías, salvo contadas excepciones o meras anécdotas cada temporada.
- Una de las causas del punto anterior es que la amplia segunda fila del escalafón al quedar fuera de los carteles fuertes también queda muy desamparada de los grandes focos, y por ello del interés del gran público y esto se evidencia más en una feria monstruo como es San Isidro.

- Una feria que, además, podría haber apostado por la renovación, ha dejado pasar una gran oportunidad y en este San Isidro 2015 no se concederá ninguna confirmación de alternativa.

- Pese a lo económica que resulta la plaza de Las Ventas y las facilidades que da la empresa para la renovación del abono, sigue siendo un esfuerzo sacar entradas para, al menos, 21 días de toros.

- Una lástima que los toreros que antes acaban el papel solo vayan una tarde o a lo sumo dos, como Morante y Manzanares (una tarde) y El Juli (dos tardes), y además, si lo hacen, es porque coincididen unos con otros.

- El efecto Perera, último triunfador de San Isidro, también se siente y su apuesta por tres tardes ya ha conseguido acabar el papel en dos de ellas.

- Castella, Talavante o Fandiño todavía no han agotado el papel para todas sus tardes.
- El buen dato es que en poco más de 48 horas San Isidro ha vendido la friolera de más de 30.000 entradas, algo que ya quisieran lograr mucho espectáculos en este país y que en realidad ni sueñan.