21 diciembre 2016

"el toro es elemento y fuerza socializadora" (#culturadebouradio)

 

(editorial 14/12/2016)
Siempre lo hemos dicho. La Tauromaquia es cultura por todo lo que nos hace compartir y por la concepción vital y forma de vida que transmite. Siempre fundamenta en la pasión, la entrega y el respeto. Por eso los más animalistas somos también los taurinos… Porque admiramos y preservamos la animalidad del toro. Su bravura.

El toro al final y desde el principio de los tiempos es mucho más que un animal. Es elemento y fuerza socializadora a través de civilizaciones y civilizaciones. Parece que nuestro Tribunal Constitucional eso no lo entiende y ha decidido sentenciar contra el Toro de la Vega.

Un nuevo golpe a la diversidad y riqueza de la Tauromaquia, que es el toreo y bastante más. Pero hablemos ahora de toreo. Que merece la pena. Decía Belmonte que se torea como se es. E hilando un poco más, debería decirse, se torea como se está.

Torear no es más una forma de expresión. Expresión directa y en soledad, en medio del abismo, con el toro. Y una forma de expresión, de comunicación con el público, ya más trascendental. Pero todo parte de las sensaciones, de las emociones, los sentimientos, de lo que somos capaces de expresar o no, o de los muros que vamos encontrando.

Alberto López Simón, por ejemplo, esta temporada en la que ha liderado el escalafón, ha humanizado al toreo. Con todo a su favor, todo se le volvió cuesta arriba por esa incapacidad de expresar, de sentir, de comunicar… Cuando parecía que lo tenía en la mano, se le levantaba un muro. Muy humano. Pero pese a todo ahí quedan los triunfos de Madrid, Huelva, Jerez o Dax…

Se torea como se es. O mejor, como se está. E imagino que Morante está feliz. El pasado domingo toreó en México con una sonrisa prácticamente. El toreo fue enciclopédico, pero sobre todo brotó desde la genialidad en estado sorprendente de felicidad. De verdad. Fue una gozada. La chicuelinas de inico. Ese inicio de faena de ensueño. Naturalidad y gracia absoluta. Suave el aleteo de los ayudados. Para enmarcar. Y el toreo fundamental sin tensión alguna… y un espadazo fulminante en lo alto. La México en una paupérrima temporada, Morante, el toreo y todos nosotros también, necesitabamos de esta sorprendente obra de arte.

Y ahora, contado esto, vamos a comenzar. Hoy el programa Cultura de Bou lo será en toda la dimensión del término. Ya saben: información, pasión y activismo por la Tauromaquia.