08 enero 2017

cultura de bou: falta background



Mañana, 9 de enero de 2017, en Pedreguer se inicia un referéndum que pregunta sobre el 'bou embolat' y el 'bou encaixonat'. Es decir, en Pedreguer, el pueblo de La Marina Alta donde mayor peso tiene la Tauromaquia en su vertiente popular, pretenden poner en tela de juicio el toro embolado, que es la manifestación taurina de mayor presencia en toda la Comunitat Valenciana, y el que el toro se meta en un cajón, sin al parecer entender que es la mejor forma de transportar de un sitio a otro a un animal bravo. La democracia debe estar en un momento para estar pensando en estas cosas.

En Cultura de Bou el pasado miércoles quisimos pulsar la opinión de la afición de Pedreguer ante un referéndum que ningún partido político llevaba en programa. Tal vez hemos sido los primeros y los únicos en escuchar a Pedreguer y en apoyar su Cultura de Bou. En la última parte del programa se puede escuchar al representante de la Associació Passió pels Bous.


Cultura de Bou es el programa de información, pasión y activismo por la Tauromaquia de Radio 4G Valencia que presenta y dirige Andrés Verdeguer. Por el primer programa de 2017 pasan tres toreros en diferentes situaciones con los que analizamos 2016 y miramos con ilusión al nuevo año. Ellos son Iván Fandiño, Álvaro Lorenzo y Fernando Rey. Además, nos vamos hasta Pedreguer, el puelbo más taurino de La Marina Alta.

(Editorial programa 4 de enero 2017)


Feliz año a todos. Que este 2017 embista y nos depare gratas emociones. Ya estamos en vísperas de reyes. Es tiempo de ilusiones y propósitos…


Por ejemplo, me gustaría, para creerme que la industria de la tauromaquia funciona como tal. ME GUSTARIA que se sentara el sector al completo y el pastel de los derechos de imagen de lo repartiesen de tal modo que quedase un tanto por cien para el propio toreo, es decir, para la Fundación Toro de Lidia, que en la medida de lo posible está haciendo un buen trabajo, pero no puede SOLO vivir de limosnas y donaciones…

Por lo demás, me gustaría estar ilusionado ante la temporada 2017. Pero la realidad es otra, DIFERENTE a la de, por ejemplo, el inicio 2016. Los jóvenes empujaban entonces llevaban la voz cantante. Pero 2017 arranca con un nuevo orden establecido.

A veces sonrojan los movimientos entrebastidores que se están produciendo o la propia falta de o carencia de medios del propio sector para desarrollarse… Las cosas nuevas, como este nuevo orden, tiene que aprender a andar y tendrán, claro que sí, sus fallos de arranque.

Fallas y la Magdalena, y Sevilla, donde incluso sería necesario que hagan doblete 3 ganaderías de las más selectas, dibujan, de nuevo, un intensa batalla de despachos. Las figuras quieren mantener su sitio a toda costa. Figura ya es Roca Rey, y otras figuras como saben del tirón taquillero del peruano, se pegarán como lapas. Las parejas de baile se van conformando no sin apreturas.

Cuvillo, Victoriano del Río, Juan Pedro, García Jiménez de Matilla, Fuente Ymbro partirán en Castellón, Valencia, Sevilla y Olivenza…

En la Comunitat Valenciana tendremos toros pronto. Los días 11 y 12 de febrero en Requena, por la feria del embutido. Una corrida y una clase práctica. Antes saldrán Valdemorillo y Olivenza, y a ver también cómo se resuelven los domingos de resurrección de Sevilla (muy probable morante, manzanares, roca), Madrid, Málaga o Arles . Y para reyes Enrique Ponce se ha pedido la de Adolfo Martín en Teruel. Figurón de época pese al silencio persistente de los que más quieren molar.

Por cierto, hoy se cumplem 50 años de la publicación del primer álbum de The Doors. Un joya eterna en la historia del rock. Frente a la música que se registra y conserva y que sigue provocando las mismas convulsiones así pase medio siglo, el toreo es el arte del instante y de las sensaciones, el que, a partir de la comunicación toro-torero, más rápido brota y golpea en el que lo contempla. Una décima de segundo, un instante... y la emoción que salta a los tendidos.

De aquel mágico año 67 la joyas que dejó en la música popular siguen conmoviendo como el primer día: ahí quedan el Sgt Pepper de los Beatles, el disco del plátano de la Veltvet o el mentado de The Doors.

El toreo en cambio es constante evolución. Evoluciona el toro, el toreo y los gustos de los públicos también. Y frente al tópico del “antes se toreaba mejor o más puro y el toro era más bravo”, el otro tópico de que “hoy se torea mejor que nunca y se cría el toro más bravo”.

Lo único cierto es que con la distancia se me antoja que, al contrario que con la música, el toreo entiende menos su pasado. Que falta cultura, background o como se llame…

Ahora sí, que suenen los Doors. Bienvenidos…