07 febrero 2012

los derechos de imagen los respartirá all sport media entre los toreros en función de la audiencia



La negociación con el G10 por los derechos de imagen empantanó la confección de la Feria de Fallas. Eso es algo ya sabido por todos. La falta de comunicación --volvemos al oscurantismo y poca claridad tras la que se mueve a tientas y barrancas el sector taurino--, según Simón Casas en la presentación del cartel de Fallas, ha dado como consecuencia estos carteles confeccionados "bajo la presión del tiempo" y sin la mitad de los integrantes del G10, precisamente los que cuentan con apoderados independientes. València ha sido la primera feria que se ha presentado con esta nueva situación y "el problema no está solucionado todavía"

Simón Casas ha afirmado en la rueda de prensa que "bajo la presión del tiempo", se sentó con casi todos los apoderados de las figuras. "9 de 10 --ha dicho--. Apoderados de las máximas figuras me decían: es que no puedo negociar, mi torero me autorizo para hablar de honorarios pero no de derechos de imagen. Ni sabemos cuáles van a ser esos derechos porque de ellos se va a encargar una agencia, All Sport Media, que los repartirá en función de la audiencia de la corrida." Y evidentemente, qué audiencia hubo y qué dinero le corresponde a torero se sabrá después de celebrada cada corrida.

Le pregunté a Simón Casas si esos datos, los de las audiencias, se harán públicos llegado el momento. Evidentemente, no lo sabía.

Ante esta "situación extraña, que puede tener algún fundamento, pero totalmente nueva para los apoderados como Roberto Domínguez o Curro Vázquez, al haber un segundo interlocutor y con falta de comunicación, porque ahí faltó mucho diálogo y mucha comunicación --ha recalcado Casas--, me encontré en la imposibilidad de contratar a alguna figura que me hubiera gustado que estuvieran en las Fallas."

Respecto a los integrantes del G10 que sí están presentes en las Fallas, Simón Casas dice que es por la "cercanía humana y comercial con sus apoderados como Toño Matilla o Manuel Chopera, que son socios, y me dijeron 'anúnciame y ya veremos'. Ellos me han dicho lo que sólo me podían decir unos socios y que no me podían decir los apoderados independientes."

Sorprende el caso de Enrique Ponce, anunciado dos tarde en la Feria de Fallas. En este caso Simón Casas ha afirmado que negoció directamente con él su presencia en las Fallas y no con sus apoderados (esta declaración no aparece en el vídeo).

Y finaliza Casas con tal de explicar la polémica de por qué se han quedado fuera los G10 con apoderados independientes: "Algunos se han creído que he contratado sólo a los toreros apoderados por empresarios y no es exacto. Por ser empresarios esos apoderados me han dado una facilidad de contratación fundada en la confianza y dada la urgencia de anunciar los carteles".

1 comentario:

Raúl dijo...

Se repite una y otra vez, que las figuras del G10 que no toreen en Valencia van a cobrar de igual forma derechos de imagen. Pero al mismo tiempo, se dice, que el dinero se reparte en función del share. Yo pregunto, ¿Cuál es el share de un torero que no torea en Fallas, y que por lo tanto, no se televisa?.